Kiory Stores

Son muchos los que temen lanzarse al mundo del comercio online, por miedo a no saber montar una tienda correctamente. Contratar una empresa de envíos, tener sitio para el emplazamiento del stock, etc…

Para todos aquellos que no sabéis muy bien por donde tirar, pero que realmente tenéis muchas ganas de hacerlo, el post de hoy os a ser de mucha ayuda. Crear una tienda online no es algo tan difícil y aunque pueda parecer algo costoso, lo cierto, es que puede hacerse casi sin inversión. ¿Os apuntáis a ver cómo conseguirlo?

Cómo crear una tienda online sin apenas inversión

1.- Elige el nombre y el dominio de tu tienda

Queda claro a qué nos referimos cuando hablamos del nombre, ¿cómo va a llamarse la tienda? Recuerda que cuanto más llamativo y original sea, más calara en los usuarios y te recordaran con mayor facilidad.

El dominio, es la dirección web que llevará a tu tienda. Cuanto más corto y fácil de recordar mejor. Sería interesante que el dominio contuviera alguna palabra clave, de esa forma, a larga Google nos indexará con una mayor eficacia. Intenta que tu dominio sea un .com

2.- Elige un buen hosting

El hosting es el sitio donde estará tu web. Existen muchos tipos que te ofrecen más o menos prestaciones, cantidad de almacenamiento, etc… El hosting va a ser casi casi la única inversión que tendrás que realizar, así que es mejor que busques uno bueno y de calidad, que se ajuste perfectamente a tus necesidades y no pecar de racano. Invierte lo que tengas que invertir, no intentes ahorrar por este lado porque a la larga puede traerte problemas.

Asegurate que el hosting que elijas sea rápido, que los usuarios puedan acceder rápidamente a tu página sin problemas. Google penaliza a las páginas que tardan más de unos determinados segundos en cargar, dejándolas fuera de las primeras páginas de busqueda.

3.- Busca un buen dropshipper

Un dropshipper, no es más que un distribuidor que se encarga de enviar el mismo los paquetes al cliente final. Esto lo que hace es facilitarnos la logística, ya que al hacer los envíos el distribuidor directamente, nosotros como tienda, solo tenemos que conseguir la venta.

Con este método, los beneficios que obtendremos no serán tan elevados, pero para empezar es lo mejor que puedes hacer.

Antes de poner en marcha la tienda, te recomendamos que hagas un par de pruebas con tu dropshipper para asegurarte de que todo funcionará correctamente.

4.- Busca un buen CMS de e-commerce

Un CMS no es mas que un gestor de tiendas online, donde encontraras todo lo necesario para montar tu tienda. Algunos te dan mayor libertad para la personalización que otros y no todos ofrecen las mismas prestaciones, como soporte para smartphone, etc…

Busca uno que se ajuste a tus gustos y a lo que buscas. Actualmente hay algunos que son totalmente gratuitos y cuyos servicios son bastante decentes. Más adelante, cuando empieces a generar beneficios, podrás pasarte a la versión de pago, la cual te ofrecerá muchas otras ventajas.

5.- Personaliza tus productos

Existen maneras muy rápidas y sencillas, que permiten subir todos los productos de un mayorista a una tienda online de golpe. Puede que para empezar este bien, pero no te lo recomendamos.

Si cambias la descripción de los productos y la redactas tu mismo, posicionaran mejor. Es por eso que te recomendamos que pongas algo de mimo en este aspecto, sobretodo en los productos que más quieras promocionar.

6.- Utiliza todo los métodos de pago a tu alcance

Cuantos más métodos de pago ofrezcas a tus clientes, más probable será que encuentren el que les gusta.

Los métodos de pago son uno de los puntos más importantes de tu tienda online, ya que muchos clientes sienten una mayor seguridad si pueden usar uno u otro en concreto.

Al ser una tienda nueva, es posible que algunas entidades bancarias te pongan impedimentos para concederte la pasarela bancaria. Si no logras conseguirla, nuestra recomendación es que optes por paypal, una alternativa bastante parecida y asequible.

7.- Crea un blog

Como ya os he dicho muchísimas veces, la creación de un blog que aporte valor añadido a la tienda siempre es muy positiva. Ofrece a tus clientes y usuarios contenido de calidad, que les pueda resultar útil e interesante, relacionado con tu sector.

De esta manera lograrás atraer más tráfico y escalar puestos en los resultados de búsqueda.

Si queréis profundizar más en este tema, os recomiendo que os paséis por nuestro post sobre la creación de blogs y sobre cómo escribir post interesantes.

8.- Publicidad y marketing online

Usa todas las herramientas gratuitas que Google pone a tu disposición para hacer un análisis de todas tus posibilidades. Intenta invertir solo en aquellas que realmente vayan a darte resultados y ves ajustando la inversión según vaya evolucionando tu tienda.

No busque llegar a muchos usuarios sin tener en cuenta una buena segmentación, ya que así seguramente estarás derrochando recursos inútilmente, ya que gran parte de los usuarios a los que llegarás no formaran parte de tu público objetivo.

Como hemos visto, crear una tienda online es muy sencillo, puede hacerse sin apenas inversión, solo hay que centrarse en analizar que gastos son los estrictamente necesarios. Con el tiempo, y si nuestra tienda funciona correctamente, podremos crecer y plantearnos expandirnos, crecer y mejorar en todos los ámbitos.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿alguna vez os habéis planteado abrir una tienda online? ¿lo hicisteis? Dejadme vuestras respuestas en los comentarios. ^^

La semana pasada estuvimos hablando de como intentar mejorar las ventas, de una tienda online, mediante la mejora de algunos aspectos de la misma, de como la mayoría cree que un negocio en internet funciona casi sin esfuerzo. Ya vimos como esa afirmación es completamente falsa.

Esta semana hablaremos de como muchas tiendas fracasan en el mundillo de internet y por qué lo hacen. El conocer algunos de los errores más comunes puede ayudaros a que no os pase a vosotros o animaros a volver a intentarlo. ¿Empezamos?

Por qué mi tienda online no vende

Existe la creencia, que una tienda online vende por si sola. Que la dificultad de llevar un negocio en internet, radica en la conciliación de la vida personal con la laboral y de conseguir ajustarse un horario eficiente para ambos. Siento deciros, que esa es una de las mayores mentiras en el mundillo de los negocios online. 7 de cada 10 tiendas online, suelen cerrar durante el primer año de actividad a causa de sus bajas ventas.

Las razones más comunes de que pase esto suelen ser 3:

  • La tienda nace ya “muerta”: Y con lo de “muerta” me refiero a que esta condenada al fracaso, pues toda la inversión para montarla se a invertido en la página en si y en la compra de stock.

    Esto nos deja sin maneras de darnos a conocer a los usuarios. El marketing y la publicidad, son dos de los puntos más importantes, sobre todo al principio. El SEO, por muy bueno que sea, tarda su tiempo en hacer “efecto” ya que son estrategias que se cuyos resultados se contemplan a medio y largo plazo.

    Si no vendemos, Google no trabajará con nosotros como proveedor y no nos mostrará como resultado a los posibles usuarios interesados en nuestros productos.

    Todas estas razones, nos llevaran a una ventas prácticamente nulas o insuficientes que harán imposible recuperar la inversión inicial y en consecuencia, la muerte del negocio.

  • Ser competitivo en precios: Muchas tiendas online, se han visto sobrepasadas por las capacidades de Amazon, me explico. Amazon, es un gigante capaz de mover grandes volúmenes e ventas en muchos sectores. Esto le permite ofrecer a sus clientes, unas condiciones de compra muy ventajosas para ellos, desbancando por completo a las tiendas más pequeñas.

    Esta claro, que para vender más que la competencia hay que vender más barato, pero para un negocio pequeño esto puede ser la ruina, ya que en muchas ocasiones, se pueden encontrar precios que no cubren los costes del stock.

    En esos casos es importante saber en que productos centrarse y en cuales no. No inviertas en publicidad ni te focalices en productos cuyo precio no puedes ajustar correctamente para que sea competitivo y te genere ciertos beneficios, invierte en aquellos en los que seas más competitivo.

    Busca nuevos proveedores más baratos y ajusta el precio todo lo que puedas para ser el más competitivo, de esa manera lograras destacar en algún producto y llamar la atención de los clientes.

  • Haz una publicidad eficiente: Hacer publicidad y darse a conocer es algo muy importante. Para ser eficientes, es mejor hacerlo de manera sostenida en el tiempo, enfocándonos sobre todo en aquellos productos que queramos promocionar por encima de los demás.

    Lo ideal, es centrarse en los productos que más éxito tienen o en stocks que queramos sacar el almacén e ir promocionándolos de forma rotativa y periódica, por ejemplo, una vez al mes. Intenta tener stock del producto promocionado, sino la publicidad será menos efectiva en cuanto a ventas se refiere.

    Si el presupuesto en publicidad es reducido, lo recomendable, es que vayas probando diferentes canales y te quedes con el que mejores resultados te de, de esa manera, a la larga maximizaras su eficiencia.

Otras cosas a tener en cuenta…

  • El contenido: Lo he dicho muchísimas veces, el contenido es muy importante. El SEO, es una estrategia que, a base de mimo y constancia, puede darnos grandes resultados.

    Crea un contenido original y propio, no copies e intenta no repetirte. Todas esas cosas a Google le gustan, y si las cumples te premiara con un mejor posicionamiento.

    En estos casos, tener un blog especializado en el sector puede sernos de mucha utilidad. Para saber más sobre este tema os recomiendo que os leáis nuestro post dedicado a ello.

  • Gastos de envío y devolución: En muchas ocasiones los gastos de envío son los grandes olvidados, dando lugar a unos precios muy competitivos, que se ven completamente anulados por unos elevados costes de envío. Es importante trabajar también en este aspecto para que nuestros clientes tengan que pagar lo mínimo posible.

    Lo mismo ocurre con las devoluciones, lo ideal, es que los gastos de devolución los asuma la tienda, así que cuanto más baratos mejor, ya que eso supondrá una mayor competitividad para nuestra tienda.

En conclusión, conseguir que una tienda online funcione correctamente, no es algo tan sencillo como parece. Hay que ponerle mucho mimo y esmero y dedicarle mucho tiempo y esfuerzo. Además hay que tener en cuenta que, al igual que ocurre en el ámbito del físico, existen “gigantes” capaces de reventar precios gracias a su alto volumen de ventas y que aprender a competir con ellos puede ser algo realmente difícil y agotador.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿prefieres comprar en tiendas pequeñas o en grandes superficies? ¿realmente te importa o solo te fijas en el precio? Dejanos tus respuestas en los comentarios, estaremos encantados de leerlas. ^^

Hoy en día, son muchos los que se proponen emprender montando una tienda online sobre cualquier cosa. Las herramientas que se nos proporcionan desde internet, las ganas, el tiempo y lo relativamente poco que cuesta a nivel monetario, motiva a más de uno a empezar esa aventura, pero; no todo es tan bonito como parece.

Hacer funcionar una tienda online, a veces es misión imposible, darse a conocer, atraer clientes y conseguir que todo funcione correctamente, no es algo que se pueda conseguir de la noche a la mañana, sino que necesita un gran trabajo y mimo detrás y que aguante las circunstancias.

Para todos aquellos que estéis pensando en emprender, pero que todavía no tengáis demasiado claro lo que os vais a encontrar, hoy vengo a hablaros de las principales “barreras” que os encontraréis cuando queráis empezar a vender. ¡Vamos allá¡

No tener una tienda física

El tener una tienda física previamente, nos asegura que los productos que vamos a vender funcionan. A lo largo de los años, habremos adquirido ya un cierto rodaje a la hora de asesorar a nuestros clientes y venderles nuestros productos, eso hace, que nos sea mucho más fácil expresarnos de cara a las dudas que puedan surgir en nuestros clientes online.

Por otra parte, el tener una tienda física, implica que ya tenemos una cierta base de clientes fieles, eso facilitará en gran medida el arranque de una tienda online.

Si no tenemos una tienda online, tendremos que ser pacientes, los negocios suelen construirse sobre una sólida base de fieles clientes y el conseguirla, lleva tiempo. No la conseguirás de la noche a la mañana, se paciente y poco a poco verás como tus ventas incrementan y como tus clientes mas satisfechos irán repitiendo contigo.

No tener audiencia online

Montar una tienda online no es solo ponerla en marcha y esperar que nos lleguen las compras. Tenemos que darnos a conocer, ya sea mediante las redes sociales o creando un blog que sea de utilidad para la segmentación de mercado a la que nos dirigimos o ambas.

No podemos pretender que usuarios que no saben de nuestra existencia lleguen por casualidad a nuestra página, y más cuando acabamos de empezar y el SEO aun no a empezado a hacer su magia.

Tenemos que salir a buscarlos e interactuar con ellos, de forma positiva, todo lo posible. Darnos a conocer y explicarles lo que hacemos.

No tener experiencia en el comercio al por menor ni con tiendas online

Una tienda online suele ser un comercio pequeño, cuya infraestructura para gestionar el stock suele encontrarse en una habitación de casa. Tener esto muy claro y saber lo que significa, puede ser el punto de inflexión que haga que nuestra tienda triunfe o se hunda por completo.

El caso es, que con tan poco espacio para la logística a nuestra disposición tenemos que ser conscientes de que no podremos hacer grandes pedidos de stock, sino que deberemos hacerlo de manera habitual y en pequeñas cantidades, a medida que vayamos vendiendo el que ya tenemos.

Este tipo de gestión implica que tendremos que estar siempre pendiente de lo que tenemos, lo que nos sobra, lo que nos falta e ir haciendo los pedidos en consecuencia.

No es raro ver, como pequeños comercios, tanto online como tradicionales, se van a pique por no saber gestionar correctamente el abastecimiento de stock dentro de sus posibilidades y necesidades.

La tienda online esta mal montada

Una tienda online mal montada es aquella cuyo proceso de compra es algo lioso y bastante complicado para los usuarios. Las fichas de producto no dan la información necesaria y nada saben los clientes del método de pago y de envío hasta que llega el momento de pagar y poner la dirección.

Todos esos puntos son cosas que tenemos que evitar si queremos que nuestra tienda funcione correctamente. Encontrar un buen servidor que no caiga y que funcione correctamente es otro de los puntos importantes a tener en cuenta.

Además, hay que tener el cuenta “los gustos de Google”, hacer las cosas tal y como le gustan al gran gigante de internet nos ayudará a indexar con mayor facilidad la tienda, haciendo que sea más fácil que clientes potenciales la encuentren.

No tener visitas

Este punto enlaza un poco con el de no tener audiencia online, no puedes esperar que de la nada, aparezcan compradores día si y día también, sobretodo si acabas de empezar.

Si tienes una base de clientes conocida, lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con ellos y anunciarles que acabas de abrir una tienda online, sino deberás darte a conocer.

Hay miles de estrategias de marketing que puedes usar, escoge la que más te guste y ponla en práctica. Se activo en las redes sociales e interactuá con tus posibles compradores todo lo que puedas.

Si puedes permitírtelo, algo de publicidad no estaría de más, utiliza alguna de las herramientas que Google pone a tu alcance en ese aspecto.

Tener visitas pero nadie compra

Conseguir compradores online no es una tarea fácil. Los usuarios de por si suelen ser desconfiados cuando ven una tienda online nueva. Algo que puedes hacer es añadir una sección de comentarios y opiniones, que los usuarios puedan hablar de su experiencia contigo entre ellos. De esa manera, irás generando algo de confianza en los desconocidos.

También puedes intentar atraer compras con promociones y vales descuentos. Una vez vean que tus productos y tus servicios son buenos, la confianza nacerá pos si sola y los compradores, volverán.

No consigo fidelizar clientes

El no conseguir fidelizar clientes puede que sea culpa de una atención al cliente deficiente. Recuerda que la atención al cliente se extiende incluso después de haber finalizado la compra, debes atender las demandas y quejas de los clientes diligentemente si quieres que vuelvan a confiar en ti.

Es posible que en algunas ocasiones, ese fallo en la fidelización no sea culpa nuestra, sino que la culpa la tenga la empresa de envíos. Asegurate que tus paquetes sean entregados en el tiempo estimado correcto y que la atención de la empresa de mensajería sea la correcta con tus clientes. Su imagen y manera de hacer repercute directamente en la tuya.

Y con eso último hemos terminado, como habéis visto, montar una tienda online es muy sencillo, lo complicado viene después, cuando tenemos que arrancarla de 0. Con mucho trabajo y esfuerzo podemos conseguirlo, pero hay cosas que nunca debemos perder de vista: El darnos a conocer, la confianza y la interacción positiva con nuestros clientes. Si lleváis bien esas tres cosas, estoy segura de que a la larga vuestra tienda empezará a dar sus frutos.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿os costo mucho conseguir clientes para vuestra tienda online? Dejadme vuestras respuestas en los comentarios. ^^

Mejorar las ventas de nuestra tienda online, es una tarea que nos va a acompañar durante toda la vida de nuestro negocio. Existen miles de maneras de hacerlo y millones de estrategias que podrían ayudarnos a conseguirlo.

Hoy, nos centraremos en hacerlo a través de una mejora de otros aspectos de nuestra tienda, de manera que estos repercutan en el comportamiento de nuestros clientes de manera positiva. ¿Empezamos?

Cómo mejorar nuestras ventas mejorando nuestra tienda online

1.- Mima la presentación de tus productos

Decir que todos los productos que tenemos en el almacén deben estar publicados en la página web, puede pareceros algo obvio. Por mucho que os sorprenda, no es raro ver que, a medida que pasa el tiempo, las tiendas online se “saturan” y cuanto más crecen, más difícil puede resultar subir puntualmente todo lo que se recibe en el almacén.

Hay que tener en cuenta que, a excepción de las grandes superficies, que suelen tener una gran infraestructura y recursos tras ellas, las tiendas online, suelen ser negocios pequeños, atendidos por pocas personas. A medida que su actividad crece esas personas suelen verse desbordadas de trabajo y por eso, en muchas ocasiones, lo que hay en el almacén y lo que se ve en la tienda, suele ser muy diferente.

Una vez publicados los productos, debes asegurarte de darles la descripción adecuada, dando todos los detalles posibles acerca de ellos, tanto técnicamente como de aspecto. Esto ayudará tanto a tus clientes, como a Google a darte una buena valoración.

Cuanta más información aportes, más se diferenciaran tus productos de la competencia, pudiendo ofrecer a tus clientes, productos concretos que les darán aquello que buscan con exactitud y evitando resultados innecesarios en sus búsquedas.

Es interesante que añadas también una sección de comentarios en la que los clientes puedan explicar su experiencia con los productos. Esta demostrado, que unas buenas referencias de personas ajenas a la empresa, pueden ayudar muchísimo a aumentar las ventas de ciertos productos.

2.- “Configura” tu tienda online

¿A qué nos referimos con esto? Pues muy sencillo, asegurate de informar correctamente a tus clientes de cómo funciona tu tienda, es decir, informales de los diferentes métodos de pago con los que trabajas, que métodos de envío usas y con que empresa trabajas, así como el tiempo estimado de entrega, etc…

Es obvio, que cuanto más baratos sean los costes y más rápidos los envíos mejor, pero cuanta más información le demos al usuario, antes de realizar la compra, más seguro se sentirá y como ya os he dicho otras veces, la seguridad y la confianza en temas de comercio online, son cosas importantísimas.

Además de todo eso, es importantísimo que tengas al día los certificados de seguridad y avises correctamente de las políticas de privacidad y de la política de cookies y te asegures de que cumples correctamente con la LOPD.

3.- Cuida el aspecto de tu diseño

El diseño que tenga nuestra tienda online, es el aspecto que proyectaremos en nuestros clientes. Tiene que ser algo útil, que facilite la navegación, pero que a la vez llame la atención lo suficiente como para no caer en el olvido.

Los diseños extravagantes pueden cumplir muy bien con el último punto, pero no son recomendables, ya que a una gran mayoría de usuarios les pueden resultar desagradables. Lo ideal, es utilizar diseños sencillos con combinaciones de colores adecuadas y llamativas. Algo que deje bastante espacio entre imágenes y contenido, ya que así se facilita en gran medida la navegación y el entendimiento de lo que estamos haciendo en todo momento.

4.- Atención al cliente

Como siempre, es un punto que no puede faltar. La atención al cliente es uno de los grandes pilares del e-commerce dentro del ámbito de diferenciación con la competencia.

Aunque la actividad económica que llevemos a cabo sea más virtual que otra cosa, no hay que olvidar, que los clientes son personas y que las personas suelen tener dudas. Como comerciantes, debemos atenderles y ofrecerles una atención de calidad y con la mayor celeridad posible.

Si les tratamos bien, los clientes se sentirán agradecidos y confiaran en nosotros en el futuro, gracias a la atención que les mostramos.

Para terminar…

Una vez hayamos repasado todos estos puntos, seria interesante que nosotros mismos miráramos que todo funciona correctamente, haciendo un amago de pedido y siguiendo todos y cada unos de los pasos a realizar por los clientes. De esta manera nos aseguraremos de que toda la información esta correcta y a la vista y que no nos hemos dejado nada.

Como hemos visto, mejorar, mimar y cuidar un poquito nuestra tienda online no es algo difícil, simplemente requerirá algo más de nuestro tiempo, pero a cambio, su buen funcionamiento y su presentación de la información, tanto de la funcionalidad como de los productos en si, harán que los clientes sientan una cierta confianza en nosotros, instándoles a comprarnos por encima de nuestra competencia. Esto, a la larga, generará una mejora notable de las ventas.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿qué diseños os atraen más en las tiendas online, los atrevidos y recargados o los diseños más sencillo? Dejadnos vuestras respuestas en los comentarios. ^^

Uno de los mayores quebraderos de cabeza que conlleva llevar una tienda online, es el buscar formas de atraer cada vez más tráfico hacia ella.

A veces, el gran desconocimiento de los canales digitales de los que disponemos, dificulta en gran manera, llevar a cabo una estrategia como dios manda en este campo.

Hoy os hablaré de los principales canales digitales de los que disponéis, para daros a conocer y atraer más tráfico hacia vuestras tiendas. ¿Empezamos?

Marketing de buscadores

O lo que es lo mismo, el SEO y el SEM. Ya hemos hablado en numerosas ocasiones sobre ellos, pero no esta de más darles un pequeño repaso, enfocado a la atracción de tráfico.

SEO

El SEO (Search Engine Optimization), no es más que los resultados que obtenemos del marketing que enfocamos a posicionarnos en las primeras páginas de un buscado. Cuanto más arriba aparezcamos, más probabilidades tendremos de atraer un mayor tráfico de calidad.

El SEO se divide en dos ramas claramente diferenciadas:

  • SEO onpage: Que consiste en la optimización de nuestra página de cara a los buscadores. Cuidar los títulos, las descripciones, las imágenes, etc…
  • SEO offpage: Que consiste en intentar subir nuestra posición en los buscadores mediante los enlaces y las redes sociales. La dificultad de esta rama radica en que los enlaces que creemos deben de ser lo más naturales posibles, ya que si estos se ven muy “forzados” los buscadores nos penalizaran por ello.

Para que el SEO sea realmente efectivo, ambas ramas deberán ir de la mano, complementándose una a la otra y tener paciencia, ya que es una estrategia que muestra sus resultados a medio y largo plazo.

SEM

El SEM (Search Engine Marketing) nos permite posicionarnos en los buscadores, pagando cierta cuantía de dinero. Realizaremos una puja por las palabras clave que queramos que nos representen y cuando estas sean buscadas por un usuario, apareceremos en los primeros puestos del buscador como “enlace patrocinado”.

Una de las principales ventajas del SEM es que nos permite segmentar, eligiendo a qué perfil de usuario queremos dirigirnos, esto nos permite maximizar los resultados que obtengamos de la campaña.

Los resultados de una campaña SEM podremos verlos a corto plazo.

La efectividad de una campaña SEM dependerá de dos factores:

  • La cantidad de dinero que estemos dispuestos a pagar por cada palabra clave.
  • El quality store, que no es más que el nivel de calidad que Google le asigna a nuestra tienda.

El quality store es algo a tener muy en cuenta, ya que puede hacer que nuestras campañas SEM nos salgan más baratas o más caras.

Aunque no lo parezca, Google se fija mucho en la calidad de las tiendas online, si conseguimos ser una de las que el considera un “negocio de calidad”, la puja que tendremos que realizar por las palabras clave será menor. Google mismo será el que no ayude a posicionarnos.

Una vez tengamos claras las palabras clave por las que queremos pujar y cómo queremos llevar a cabo nuestra campaña de SEM, deberemos escoger entre las dos opciones que Google nos propone para ello:

  • Google Adwords: Es un sistema de “pago por clic”. Con este tipo de campaña, nuestro enlace aparecerá en los primeros puestos, por encima de los enlaces que proporciona el SEO, lo cual nos facilitará ser más conocidos.

    Lograremos un gran alcance casi sin esfuerzo y la flexibilidad que nos ofrece en todo momento, nos permite ir ajustando la campaña en caso de ser necesario.

    El único problema con el que podemos toparnos, es que la competencia este pujando por las mismas palabras clave que nosotros y eso haga encarecer su precio.

  • Google Shopping: Es una variante del Google Adwords. En vez de aparecer el enlace a nuestra tienda, en la parte de arriba del buscador aparecerán productos, que contengan palabras clave por las que hayamos pujado. Para poder usar Google shopping, hay que estar previamente registrado en Google Merchant Center, nuestros precios deben estar en euros y debemos tener el certificado de seguridad al día y en perfecto rigor.

    Con este sistema conseguimos un impacto visual mayor, ademas de que nos da la posibilidad de mostrar nuestros precios competitivos a usuarios que ni si quiera nos conocen, eso puede llamarles la atención fácilmente y hacerles entrar en nuestra tienda.

Email Marketing

El Email Marketing es uno de los métodos de captación más rentables, dentro del comercio online.

Además de permitirnos captar nuevos clientes, también nos da la opción de fidelizarlos con el tiempo, así que es un canal que tenemos que tener bastante en cuenta.

Es un canal accesible para todo el mundo, ya que hoy en día cualquiera tiene un dispositivo con el que poder acceder a un correo electrónico personal. Nos permite segmentar y personalizar las campañas todo lo que sea necesario, además de poder automatizarlas y no tener que estar constantemente pendiente de ellas. Tiene unos costes muy bajos para los grandes beneficios que podemos obtener.

En definitiva, un canal que tenemos que tener muy en cuenta, ya que con un poco de mimo podremos conseguir grandes beneficios gracias a él.

Redes Sociales

Las redes sociales son un canal muy útil para aportar valor añadido a nuestra tienda online. El interactuar con los clientes y crear un vinculo con ellos, puede ser muy positivo para nosotros como tienda.

Para que las redes sociales den sus frutos tendremos que trabajarlas a consciencia y estar pendiente de ellas, no dejarlas morir, abandonadas y sin actualizaciones regulares.

Lo primero que tendremos que plantearnos es la imagen que querremos dar y qué tipo de relación queremos tener con nuestros clientes (mas o menos cercana o profesional). Cómo de regular será nuestro contenido y qué tipo de contenido ofreceremos.

Un punto bastante importante a tener en cuenta, es tener preparado un plan de acción en caso de crisis. Controlar las redes sociales es muy difícil, y a veces, una tontería puede desencadenar toda una crisis, algo muy contraproducente para una empresa. Tener ideado un plan de reacción ante un caso como ese puede sernos de gran ayuda, para conseguir reaccionar con rapidez y eficacia.

Si seguimos buscando, seguramente me deje en el tintero muchísimos canales digitales posibles a nuestra disposición, pero esto sería eterno y creo que mencionando los más relevantes, basta.

No obstante, si os interesa el tema y queréis que siga hablando de ello, solo tenéis que dejármelo en los comentarios, yo, encantada os hago una segunda parte. ^^

En el tiempo que lleva el blog en activo, hemos hablado muchas veces sobre lo importante que es “caerle bien” a Google. Hacer las cosas como a el le gusta, nos favorece enormemente en el momento de atraer tráfico a nuestra página a través de buscadores.

Otro de los factores que pueden ayudar al SEO y del que nunca hemos hablado es la URL. Existen lo que se llaman URL amigables, que ayudan a que sea más fácil que los clientes nos encuentren y que los buscadores nos indexen.

Hoy hablaremos de ese tema y conoceremos un poco los estándares internacionales, ¿os apuntáis?

Qué es una URL

URL son las siglas de “uniform resource locator (localizador uniforme de recursos) y no es más que una secuencia de caracteres que permiten localizar cierto contenido en internet. Dicho de otra manera, es lo que conocemos de toda la vida como “dirección” de una página web o cualquier otro servicio que se visualice en el navegador, al cual se acceda vía internet.

URL amigables

Las URL amigables, son aquellas URL que contienen únicamente palabras, no incluyen números ni caracteres especiales.

Las palabras, suelen estar separadas por guiones medios (-)

También se consideran URL amigables, aquellas que poseen pocos niveles de estructura, es decir, que no se alargan demasiado indicándonos con demasiadas palabras en que sitio exacto de la web nos encontramos.

Estándares internacionales para URL amigables

Crear URL amigables para optimizar nuestros resultados en buscadores es muy sencillo, solo tenemos que intentar seguir los estándares impuestos por los principales organismos de estandarización de código.

Estas claves, también nos ayudaran a mejorar nuestro SEO. Veámoslas una a una:

  • URL cortas: Utiliza solo las palabras estrictamente necesarias para definir la URL, no añadas ningún extra que pienses que puede beneficiar al posicionamiento, en realidad no lo harán. Una buena definición concreta, será muy útil para el posicionamiento.
  • Utiliza minúsculas y caracteres alfanuméricos: Los caracteres alfanuméricos y las minúsculas se valoran muy por encima del resto de caracteres especiales, úsalos y conseguirás URL más eficientes.
  • Separa con guiones medios (-): Los guiones medios, son el único carácter especial que los buscadores interpretan como una separación entre palabras. El uso del guión bajo (_) hace que los buscadores interpreten ambas palabras como una sola, considerándola ilegible y por lo tanto “perjudicial” para el SEO.
  • Usa palabras relevantes: Es importante que las palabras que utilicemos para crear la URL sean lo más descriptivas posibles, dando una idea, cuanto mas concreta mejor, del contenido que los usuarios encontraran al entrar en esa dirección.

Cambiar de URL

Es muy normal, que a lo largo de la vida de tu página web o tienda, se generen cambios de nombre y de URL. Generalmente, esto se hace como un intento de mejorar las palabras que usamos en la dirección, optimizando los resultados que la URL nos puede aportar. Pero hay que tener cuidado, los cambios de nombre mal gestionados pueden llegar a generar lo que se conoce como “contenido duplicado”, que no es más que el mismo contenido pero con dos URL diferentes, la antigua y la nueva.

Este tipo de contenido no le gusta nada a Google, y lo penaliza severamente en su buscador. Para evitarlo, asegurate hacer el cambio haciendo las redirecciones 301 correctamente. No estaría de más que, una vez hayas terminado con todo el proceso de cambio de URL, te valgas de alguna herramienta que te facilite encontrar contenidos duplicados y borrar los que hayan podido surgir.

Certificado SSL

Hoy en día, tener un certificado SSL es algo fundamental si queremos aparecer en los primeros puestos de las páginas de buscadores.

Conseguir uno de estos certificados, supone cambiar nuestra URL de “http” a “https”, este pequeño cambio, se considera como cualquier otro cambio en nuestra dirección y por lo tanto, tendremos que llevar a cabo el mismo proceso y las mismas precauciones que si hiciéramos un cambio de palabras por nuestra cuenta.

Como hemos visto, crear una URL amigable no es un proceso difícil, pero si que requiere de nuestra atención en muchas cosas. Elegir las palabras correctas y no excedernos en su uso, evitar caracteres especiales y acortarla todo cuanto podamos, son los puntos más importantes a tener en cuenta. Todo eso contando con que puede que nuestra URL perfecta, ya este siendo usada por otra página y tengamos que buscar otra, capaz de competir con ella en igualdad de condiciones.

Todo ello sin perder de vista el objetivo final, que es ser encontrados y recordados de manera sencilla y sin esfuerzo.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿Os cuesta mucho recordar la URL de vuestra página favorita? Dejadme vuestras respuestas en los comentarios. ^^

Una de las mayores incógnitas a las que nos enfrentamos cuando queremos montar un nuevo negocio, es a la incertidumbre de si será o no rentable.

Que sea viable, no nos asegura que vaya a ser rentable, puesto que podría darse el caso de que pudiera mantenerse perfectamente (viable) sin generar apenas beneficios, los justos para sobrevivir, eso no es rentabilidad.

Hoy os traigo una pequeña guía que os ayude a analizar la rentabilidad de una posible idea de negocio, para que podáis encontrar algo de seguridad antes de lanzaros a la piscina.

Análisis de ideas ¿Es mi negocio rentable?

1.- Plantea la idea inicial

El primer paso básico en todo es crear un planteamiento inicial. Expón tu idea describiendo los servicios o productos que vayas a ofrecer, que necesidades cubren y que prestaciones pueden ofrecer al cliente.

Recuerda que toda buena idea de negocio debe responder a una necesidad existente en el mercado, de esa manera, nos aseguramos un pequeño segmento de mercado que pueda estar interesado en lo que vamos a ofrecerles.

Otro punto a tener en cuenta es el conocimiento de nuestros clientes. Cuanto más podamos detallar su perfil (edad, sexo, ubicación, poder adquisitivo, etc…) más fácil lo tendremos para crear una estrategia enfocada a ellos que nos aporte una mayor eficiencia.

2.- Estudio de mercado

Una vez tengamos el planteamiento inicial, deberemos desarrollar un poco la idea. Para ello podemos valernos de un pequeño estudio de mercado que nos ayude a ver los aspectos positivos y negativos de nuestra idea.

Deberemos conocer el mercado en el que vayamos a movernos, analizar la competencia, los precios que ofrece, cuánto están dispuestos a pagar los clientes por los productos o servicios, si es un mercado en expansión, etc…

La competencia

El tema de la competencia se merece tratarlo un poco a parte, ya que lo que estamos buscando es saber si nuestro negocio será rentable, así que debemos plantearnos una cosa: ¿por qué iban los clientes a comprarnos a nosotros si ya hay alguien que ofrece lo que necesitan?

Con esta premisa partimos del supuesto de que, si hay competencia es porque la idea es buena, la necesidad está ahí. Ahora solo nos falta ganarnos a los clientes. Para conseguir esto solo tenemos 3 vías posibles:

  • Ser mejores: Osea, conseguir productos de igual calidad a menor precio o productos mejores que los suyos. La segunda opción no requiere mucha explicación, pero la primera puede ser peligrosa, recordad que un nuevo negocio suele tener que cubrir muchos gastos de constitución y por ello un precio demasiado competitivo podría hundirlo desde el principio. Id con cuidado en ese aspecto y aseguraros de realizar el análisis financiero pertinente correctamente.
  • Ser diferentes: Ya sea en la dinámica de compra o en los productos que ofrecemos para satisfacer la necesidad, que lo hagan pero de forma distinta.
  • Atraer otro tipo de clientes: Ya sea ofreciendo cualquier tipo de valor añadido o productos diferentes. De esa manera estaremos apuntando a un target algo distinto del que usa nuestra competencia y no entraremos en conflicto con ella.

3.- Análisis Dafo

Hacer un análisis Dafo que defina las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades que tenga nuestra idea, nos ayudará a enfocarla mejor, en qué cosas tenemos que trabajar más y cuáles son las ideales a explotar.

4.- Define el negocio

Después de haber realizado los análisis anteriores, estaremos preparados para definir nuestra idea de negocio. Es el momento de plantear cosas como el precio, el nicho de mercado al que nos dirigiremos, el tipo de cliente, la competencia que podamos tener, la imagen de marca, el nombre del negocio, etc…

Es interesante que llegados a este punto pidamos la opinión de alguien ajeno al proyecto, que pueda decirnos lo que piensa sin que su juicio se vea nublado por la ilusión de crear algo nuevo.

5.- Análisis financiero

Este sea tal vez el paso más importante para saber si nuestra idea es rentable o no. Veamos paso a paso todos los aspectos a analizar:

  • Inversión inicial: La cantidad puede variar mucho dependiendo del tipo de negocio que queramos montar, pero siempre habrán algunos gastos que tendremos que afrontar, por pequeños que sean. (almacén, ordenadores, página web, stock, constitución de la empresa, etc…)
  • Costes fijos: Serán todos aquellos costes que tendremos todos los meses, años o trimestres, semanas, etc… Serán fijos, es decir, siempre los tendremos. Deberemos sumarlos todos teniendo en cuenta su periodicidad.
  • Costes variables: Serán todos aquellos que dependan del volumen de ventas que tengamos, como las reposiciones de stock o las cajas para realizar envíos.
  • Estudio de pérdidas y ganancias: Esta claro que no sabemos con certeza lo que vamos a vender, pero sí que podemos hacer una aproximación sobre cuanto necesitamos vender para cubrir los costes fijos, los variables que podamos generar y obtener algún beneficio. Una vez tengamos esa aproximación, deberemos valorar si es una cantidad asumible y realista.

6.- Estrategia de marketing

Una vez tenemos nuestra idea y el cómo llevarla a cabo, económicamente hablando, definidos, será el momento de plantearnos cómo venderlo. Es aquí dónde entrarán en juego el marketing y las posibles estrategias de captación de clientes.

Lo primero que tendremos que hacer será establecer objetivos, como hasta dónde queremos llegar como mínimo en materia de ventas o en cuánto tiempo queremos recuperar la inversión inicial realizada.

Deberemos establecer en que medios queremos anunciarnos, si son onlien u offline y ese tipo de cosas.

Tened en cuenta, que en estos tiempos que corren, tener una web sobre nuestro negocio, aunque no sea una tienda online, es muy positivo, ya que de esa manera podremos atraer clientes que busquen lo que ofrecemos sin necesidad de ser nosotros mismo los que acudan a ellos.

Como hemos visto, analizar la rentabilidad de una idea no es algo difícil, pero si que tenemos que tener muy claro lo que queremos ofrecer y a quién y analizar nuestro entorno y el mercado en consecuencia.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿os gustaría emprender alguna vez? Espero vuestras respuestas en comentarios. ^^

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta, cuando tenemos una tienda online, es la gestión y el tratamiento de los datos del cliente. Para ello, existen normativas que nos obligan a cumplir una serie de requisitos, que intentan darle la seguridad suficiente y necesaria a los clientes, que puedan facilitarnos sus datos sin miedo a que estos puedan ser publicados sin su consentimiento o utilizados para fines que nunca han autorizado.

La pregunta es ¿cómo cumplir correctamente la LOPD? ¿Basta con informar de las políticas legales en la tienda y ya esta? Hoy daremos un pequeño repaso a estas cuestiones y os explicare qué débeis hacer para cumplir correctamente con la LOPD. ¡Empecemos!

Cómo cumplir correctamente con la LOPD

Cumplir con la LOPD (ley orgánica de protección de datos) no es algo excesivamente complicado, el mayor problema con el que nos solemos topar es con el desconocimiento sobre el “qué debemos hacer”.

El primer paso, es reservar un espacio en tu tienda online donde tus clientes puedan acceder a todas las políticas legales (privacidad, compra, devoluciones, etc…) y puedan informarse de ellas debidamente, antes de realizar cualquier compra.

También deberemos reservar un espacio donde puedan ver quien es la persona o empresa que hay detrás de la tienda en la que quieren comprar.

Con estos dos puntos no suele haber problema, la mayoría de las tiendas online cumplen siempre con estos requisitos a rajatabla, pero ¿basta con esto? La respuesta, es no. Esto es simplemente el principio, lo que estamos obligados a hacer de cara al cliente, pero ¿qué pasa con la agencia de protección de datos?

Según lo que nos pide la LOPD, además de informar a nuestros clientes, también estamos obligados a informar a la agencia de protección de datos y a asegurarnos de que los datos de nuestros clientes estén guardados en un lugar seguro. Esto nos lleva a los pasos siguientes:

  • Una vez hayamos informado debidamente a nuestros clientes sobre las políticas legales, deberemos informar a la agencia de protección de datos que estamos recogiendo datos de clientes. Explicarles por qué lo hacemos y con que finalidad.
  • Tendremos que detallar quién tiene acceso a los datos y saber con que finalidad los usa e informar de ellos debidamente a la agencia de protección de datos.
  • Deberemos tener unos documentos que expliquen con qué medidas de seguridad estamos protegiendo los datos de nuestros clientes y clasificar los ficheros de manera adecuada.

Una vez cumplas con todos estos puntos, podrás decir que tu tienda online cumple correctamente con la LOPD.

Ten en cuenta, que en cualquier momento podrías recibir una inspección y que para pasarla, necesitarás demostrar con documentos que has llevado a cabo todo este proceso correctamente. Dichos documentos deberás guardarlos en un lugar bajo llave junto con los datos de tus clientes.

Qué pasa si no cumplo la LOPD

No cumplir con la LOPD no tiene por que tener consecuencias, todo dependerá de si hacienda decide hacernos una inspección o no. Mientras nadie sepa que no haces lo que debes con los datos de tus clientes no tiene porque pasar nada, pero si nos pillan se nos impondrá una sanción económica.

Las sanaciones económicas se dividen en tres grupos que varían en función de la intencionalidad, los daños causados, el número de afectados y los beneficios obtenidos.

  • Infracciones leves: Suelen conllevar multas de entre 601,01 y 60.101,21. En este grupo se incluyen acciones como: no avisar a a la agencia de protección de datos de que estamos recopilando datos de clientes, no avisar a los clientes de que sus datos están siendo recopilados, no rectificar o eliminar datos de clientes que nos lo pidan o ignorar consultas que quiera realizarnos a agencia de protección de datos.

  • Infracciones graves: Conllevan multas de entre 60.101,21 y 300.506,25. Se contemplan acciones como: Estar utilizando los datos para una finalidad diferente a la que se informó a la agencia de protección de datos en su momento, no informar a los clientes de que sus datos están siendo recogidos por nosotros o hacerlos públicos sin el consentimiento expreso del cliente.

  • Infracciones muy graves: Contemplan multas de entre 300.505,25 y 601.012,1. Se incluyen acciones como: recoger datos de forma engañosa sin que lo sepa el cliente, recoger datos comprometidos y sensibles sin la autorización expresa del afectado, la cesión de datos a terceros que no estén autorizados y que dicha cesión no este notificada en el documento de seguridad pertinente, ignorar de forma reiterada las peticiones de la agencia tributaria de datos y la reiteración de cualquier uso fraudulento de datos.

Como hemos visto, cumplir con la LOPD no es que sea excesivamente difícil, mas bien hay que tener muy claros todos los pasos necesarios a dar e informar de ellos a quién es debido.

Su no incumplimiento no es que nos vaya a generar muchos problemas en nuestra dinámica de negocio, pero si es cierto que puede ahorrarnos muchos problemas, y dinero, en caso de una inspección de hacienda o cualquier otro problema con la agencia de protección de datos.

Desde Kiory os animamos a que cumpláis con la LOPD como es debido, que aunque puede ser algo tedioso en algunos momentos, estamos seguros que en el futuro puede ahorraros muchos problemas. ^^

En un mundo perfecto, una tienda ya sea online o física, no tendría problemas con sus clientes, todos quedarían satisfechos con sus compras a la primera y verían sus necesidades satisfechas sin problemas, pero; esto es el mundo real y aquí las devoluciones pueden llegar a ser el pan de cada día.

Es cierto que en parte esto puede depender del tipo de negocio que llevemos, el volumen de devoluciones de una tienda online de ropa, seguramente siempre será mayor que las de una de electrónica, pero eso no significa que en algún caso vayan a ser 0.

Hoy hablaremos sobre la política de devoluciones, esa gran olvidada en muchos casos, a la que muy pocos quieren recordar por todo lo que significa. ¡Empecemos!

Qué es la política de devoluciones

Aunque no creo que haga falta realmente, prefiero no arriesgarme y empezar por una sencilla definición para evitar malos entendidos. La política de devoluciones no es más que el conjunto de condiciones que impone una tienda o negocio determinado para validar que sus productos han resultado defectuosos para el cliente.

En caso de que estos hayan sido calificados como defectuosos, la política de devoluciones pondrá en marcha sus mecanismos para que el producto pueda ser descambiado por otro en perfecto estado o simplemente para su devolución, a cambio, se reembolsará al cliente el valor económico del producto o se le proporcionará un vale por el mismo valor con posibilidad de gastarlo en la tienda cuando el cliente lo desee.

Cómo crear una buena política de devoluciones

Crear una buena política de devoluciones es muy sencillo, básicamente no tenemos que perder de vista los siguientes puntos, son muy importantes:

1.- Visibilidad

La política de devoluciones y todo lo que conlleva debería estar en un sitio visible de tu tienda online, que no cueste encontrarla y que cualquier cliente que pueda necesitarla la tenga a mano sin a penas esfuerzo.

Si lo hacemos correctamente, generaremos una buena impresión a clientes que lleguen nuevos a nuestra tienda, ya que la visibilidad de la política de devoluciones ayuda a la confianza; si tienen problemas con el pedido saben que podrán recuperar su dinero.

2.- Simplicidad

Una buena política de devoluciones tiene que ser lo más simple y sencilla posible para el cliente. Tenemos que ser claros y concisos en su redacción y utilizar un lenguaje fácil de entender y al alcance de cualquier persona para que no haya errores de comprensión, sino estos pueden llegar a crear malos entendidos que acabaran por perjudicar nuestra reputación.

En los términos debemos indicar de forma clara que productos se pueden devolver y en qué condiciones, los plazos de tiempo, quién paga los costes de envío de la devolución, especificar si estos varían según el caso y cómo se devuelve el dinero.

Sería interesante que añadieras a tu política un apartado en el que detalles el proceso de devolución, con fotografías incluidas, solucionando todas las cuestiones y dudas que creas que le pueden surgir a tus clientes.

3.- Comodidad

Una de las razones por la que los clientes prefieren las tiendas online por encima de las físicas suele ser la comodidad de poder tramitarlo todo desde casa, es por eso, que para ganar puntos sobre la competencia y ofrecer un servicio de calidad, debemos asegurarnos de que en caso de devolución esa comodidad se mantenga. Añadir una etiqueta con todos los datos de una posible devolución es una forma muy sencilla de facilitar el trámite a nuestros clientes.

4.- Acepta tus errores

Que un cliente reciba un producto roto u otro diferente al que había pedido por equivocación y que ademas, tuviera que pagar él mismo los costes de envío de la devolución sería inaceptable. Lo mejor que podemos hacer, y casi casi lo único, es aceptar nuestro error, disculparnos y asumir los gastos de envío.

Lo ideal sería que el cliente recibiera la reposición del producto cuanto antes, pero si nuestro negocio no puede permitírselo, podemos hacer un el envío más económico, aunque que sea urgente siempre nos dará una mejor reputación, por nuestra rapidez de respuesta. Esto ya dependerá de la capacidad económica de nuestro negocio.

5.- Flexibilidad

Las devoluciones tienen que ser flexibles, es decir, no podemos suponer que el cliente abrirá el paquete el mismo día que lo reciba o que probará el producto nada más tenerlo en sus manos. Tenemos que tener en cuenta el tiempo y dar unos días de margen de prueba. Lo normal suele oscilar entre los 15 y los 30 días de prueba. Una vez pasado ese periodo el producto no se podrá devolver, a no ser que el desperfecto sea cubierto por la garantía.

6.- Proceso rápido

Una vez hayamos recibido el producto devuelto, deberemos revisar su estado lo antes posible, cerciorándonos de la veracidad de los problemas del cliente. Este paso es aconsejable hacerlo ya que, aunque no es la norma general, si es cierto que hay mucha gente que se dedica a intentar timar a las tiendas online aprovechándose de las devoluciones.

Una vez veamos que todo esta en orden, deberemos iniciar la devolución del dinero lo antes posible e informar al cliente que el proceso va por buen camino y que en unos días tendrá su reembolso.

Como hemos visto, una buena política de devoluciones puede ayudarnos en muchas cosas. De entrada nos ayuda a generar confianza en los nuevos clientes que puedan llegar a nuestra tienda, a fidelizar los que ya tenemos asegurándoles que si no quedan satisfechos recuperaran su dinero y a labrarnos una buena reputación en la red. Todas estas ventajas simplemente dedicando algo de tiempo a facilitarles la vida a nuestros clientes.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿alguna vez devolvisteis algo a una tienda online? ¿Os trataron bien? ¿Qué tal la experiencia? Dejadme vuestras respuestas en los comentarios. ^^

Desde hace unos meses, hemos visto como algunas de nuestras tiendas se quejan de un tipo de “spam” poco habitual. Desde que el mundillo online se a abierto de par en par y se a extendido hasta el infinito y mas allá, gracias a las redes sociales y a los smartphones, cada vez es mas frecuente ver como muchos adolescentes intentan hacerse su hueco entre los llamados influencers.

Este fenómeno provoca que, guiados por la creencia de que es un trabajo fácil que da sus frutos de manera muy sencilla, acribillen a marcas y tiendas intentando conseguir colaboraciones a las que sacar o bien un rendimiento económico o cualquier otro tipo de recompensa.

Lo cierto es que no todo es tan bonito como lo pintan y aunque es verdad que existe algo llamado marketing de influencias, también es verdad que para las marcas y las tiendas, no es tan fácil asociar su imagen a alguien.

Hace ya unas semanas tratamos estos dos temas, si te lo perdiste puedes leerlo pinchando aquí y aquí.

Como que hemos visto que el tema es bastante recurrente y que hay muchos “nuevos influencers” algo perdidillos en el tema, al equipo de Kiory nos a parecido interesante hacer este post informativo para “nuevos influencers” sobre como abordar las colaboraciones con marcas y tiendas y que requisitos serian necesarios.

Podéis tomarlo como una especie de guía de cosas a mejorar si queréis conseguir colaboraciones cada vez mejores. ¡Vamos a ello!

Cosas a tener en cuenta antes de pedir colaboraciones

1.- No vale cualquier canal de Youtube, cuenta de instagram o blog. Si lo que quieres es generar un rendimiento con el contenido que creas, lo primero que tienes que tener muy claro es cual es tu target y abordar a marcas y tiendas que lo compartan.

Si tu contenido trata unicamente sobre libros y nunca antes has hablado de otra cosa, no intentes colaborar con alguien que venda videojuegos, son productos completamente diferentes.

Evidentemente esa restricción no tiene por que cumplirse a rajatabla, puedes intentar colaborar con negocios cuyos productos sean complementarios a tu contenido, siempre y cuando respetes el target.

2.- No puedes empezar a crear contenido y empezar a buscar colaboraciones al día siguiente. Las tiendas y las marcas no están ahí para darte cosas ni pagarte porque si, ellas también buscan un rendimiento y ese rendimiento dependerá de tu alcance.

El alcance de un influencer se mide mediante el numero de personas al que llega su mensaje. Esto dependerá del numero de seguidores y de las visitas que tenga. Lo lógico y lo normal es que cuantos mas seguidores tenga, mas visitas genere, aunque los números no suelen ser proporcionales para todos. Hay canales que a pesar de tener pocos seguidores consiguen muchísimas visitas y al revés, aunque lo normal suela ser un balance entre ambos indicadores, no significa que tengan que ser unas “medidas fijas”, fijate en tus números que son los que te interesan.

Cuantas mas visitas tengas mejor, claro que mayor numero de seguidores te ayudara a conseguirlas, pero no es algo concluyente mientras las visitas crezcan. Un mayor numero de visitas significa un mayor alcance, que es justo lo que buscan las tiendas, ya que así tienen mas posibilidades de conseguir un mejor ROI, o lo que es lo mismo, retorno de la inversión.

3.- Si quieres dedicarte a ser influencer y quieres colaborar con marcas, lo mejor que puedes hacer es ser tu mismo e intentar transmitir valores positivos a tu audiencia.

En el caso de que crees contenido en video o fotos, cuida la imagen, usa cámaras de calidad, focos, objetivos,etc… lo que necesites para crear una imagen nítida y perfecta. En caso de video cuidar el sonido también es importante. Evita el eco y si hace falta hazte con un micro o algo con lo que grabar el sonido a parte.

Aprende a editar y a mejorar cada día.

En caso de que uses un medio escrito, es muy importante que cuides tu ortografía y redacción, que sea agradable de leer y no muy enrevesado.

Como pedir colaboraciones correctamente

Hemos visto numerosos casos en los que llegan emails, simplemente pidiendo algo material a las tiendas sin dar mas datos, solo un nombre de usuario y ya esta. Esa manera de hacer las cosas, no es la correcta.

Cuando pedís una colaboración a un negocio, estáis intentando llevar a cabo un trato profesional, tenéis que ser conscientes de ello.

Antes de pedir nada debéis presentaros adecuadamente, dar vuestro nombre y nombre de usuario, explicar un poco a lo que os dedicáis y sobre lo que trata vuestro contenido, etc…

Una vez presentados deberíais dar datos sobre vuestro numero de seguidores y visitas. Podéis incluir los que tengáis en otras redes sociales en las que difundáis vuestro contenido, ya que a veces ese punto puede resultar interesante.

Es muy importante que añadáis un link a vuestro canal, instagram, blog o lo que sea donde queréis promocionar la tienda. Ellos no tienen porque molestarse en buscaros, sois vosotros los que tenéis que facilitarles esa información.

Una vez presentados y dados a conocer es cuando podéis proponer vuestra colaboración. Si tenéis suerte os contestaran rápido, sino armaros de paciencia, pensar que a veces las tiendas online llevan mucho trabajo y cada día pueden llegarles cientos de emails, no pueden contestarlos todos enseguida.

A todo ese proceso hay que añadirle la buena educación y el respeto y la mejor ortografía posible. Si pedimos las cosas bien siempre habrá mas posibilidades de que os hagan caso y creedme, a pesar de que esto es algo que tendría que ser obvio, para algunos no lo es.

Como habéis visto, pedir una colaboración con una tienda o marca no es tan difícil, lo que tenemos que tener muy claro es que no van a hacerlo gratis. Ellos también necesitan sacar un rendimiento y ese rendimiento suele llegar en forma de ventas realizadas por seguidores vuestros que no los conocían y que han comprado gracias a vosotros.

Recordad que antes de intentarlo tenéis que conseguir crearos una base relevante de visitas y de seguidores, sino, por mucho que lo intentéis no conseguiréis nada.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿que pensáis sobre las colaboraciones de los influencers? Dejadme vuestras opiniones en los comentarios.

Blog

Cómo crear una tienda online casi sin inversión

Son muchos los que temen lanzarse al mundo del comercio online, por miedo a no saber montar una tienda correctamente. Contratar una empresa de envíos, tener sitio para el emplazamiento del stock, etc… Para todos aquellos que no sabéis muy bien por donde tirar, pero que realmente tenéis muchas ganas…

¿Por qué mi tienda online no vende?

La semana pasada estuvimos hablando de como intentar mejorar las ventas, de una tienda online, mediante la mejora de algunos aspectos de la misma, de como la mayoría cree que un negocio en internet funciona casi sin esfuerzo. Ya vimos como esa afirmación es completamente falsa. Esta semana hablaremos de como…

Cómo superar barreras de venta online para principiantes

Hoy en día, son muchos los que se proponen emprender montando una tienda online sobre cualquier cosa. Las herramientas que se nos proporcionan desde internet, las ganas, el tiempo y lo relativamente poco que cuesta a nivel monetario, motiva a más de uno a empezar esa aventura, pero; no todo…