Kiory Stores

Qué es el branding y cómo hacerlo

INICIO / Marketing / Marketing online Qué es el branding y cómo hacerlo

Es posible, que en alguna ocasión, haya mencionado la palabra branding en alguno de los post, dando por supuesto que todos sabéis lo que es. Para aquellos que vayan un poco perdidos en el tema y los que sepan poco de esta disciplina os diré que no es tan sencilla como parece y que, como todo en este mundillo empresarial tiene su que. Dado que nunca e hablado del branding como tal creo interesante dedicarle el post de hoy. Vamos a ello.

Qué es el branding

El branding no es más que el proceso de creación de una marca. Define la estrategia a seguir tanto de los elementos vinculados directamente a la marca, como la de los que lo están de manera indirecta.

Una marca comprende como tal tanto el nombre comercial, como el logotipo o símbolo que la representa.

La intención del branding suele estar centrada en resaltar las cualidades intangibles como la credibilidad o el factor diferencial de la marca, buscando de esa manera sobresalir por encima de la competencia y afianzar un lugar dentro de su nicho de mercado.

Una identidad corporativa fuerte asociada a ciertos valores positivos ayudaran en gran medida a que los consumidores asocien directamente nuestra marca con seguridad y fiabilidad, facilitando que estos la compren.

Tipos de branding

A grandes rasgos, podríamos decir que existen dos tipos de branding:

  • Branding corporativo o de marca: Consiste en asociar el nombre de la marca directamente a uno o varios productos de la empresa y utilizar los valores de la misma como medio para crear una imagen positiva y una propuesta de venta. Vendría a ser la definición más pura de branding en si.
  • Branding personal: Consiste en crear una marca personal, centrándose en una persona en si, siendo ella misma la que se expone como imagen y referencia de los valores de la marca. Este tipo de branding puede realizarse tanto a nivel personal, mostrando aspectos de la vida más privada y diaria de la persona, como de manera profesional, enfocado a la carrera profesional y mostrando su lado más trabajador y sus actividades profesionales.

Por qué hacer branding

Hoy en día, los mercados están en constante evolución, cada vez más saturados de empresas ofertantes, los consumidores se ven bombardeados con montones y montones de publicidad que intentan atraer su atención de todas las maneras pensables y posibles. Con este escenario, es lógico que cualquier empresa que quiera sobrevivir a largo plazo, busque factores diferenciadores del resto de su competencia, que la hagan sobresalir por encima de las demás y atraiga así a los consumidores con mucha más facilidad.

Una de las herramientas más utilizadas para conseguir ese factor diferencial es el branding, una técnica que nos permite asociar nuestra marca a valores positivos y a la vez interactuar con nuestra audiencia de manera constante, creándonos poco a poco, una imagen positiva, que agrada y atrae a los consumidores y que nos diferencia por encima de la competencia. Una presencia constante en las redes sociales y una síntesis perfecta en el diseño, el análisis y la estrategia nos llevarán sin duda a consolidar una posición estable en nuestro nicho de mercado.

Cómo hacer branding

Lo primero que necesitas para empezar a hacer branding en tu empresa es crear una marca. El proceso de creación de marca, no es tan sencillo como parece, ya que desde el principio tendrás que tener claras una serie conceptos que serás decisivos en su desarrollo.

1.- El nombre

Lo primero que tendrás que hacer es elegir el nombre de la marca. Debe de ser fácil y sencillo, que recordarlo y pronunciarlo sea casi natural. También es importante, si es posible, que ese nombre transmita de alguna manera los valores a los que queremos asociar la marca.

Recuerda que una vez lanzado al mercado, el consumidor te identificará con él y cambiarlo será muy difícil.

2.- Identidad corporativa

Es lo que va a diferenciarte del resto, aquellos valores con los que el consumidor objetivo te diferenciará de la competencia. Es lo que se conoce como definición de la marca.

3.- Posicionamiento de mercado

Tendremos que conseguir que nuestros clientes se sientan a gusto con los productos y se acaben identificando con la marca, ya sea por la calidad o por compartir ciertos valores con nosotros.

Necesitaremos colarnos dentro de nuestro nicho de mercado y reforzar tanto nuestra imagen de marca como nuestros valores frente a la competencia para así poder hacernos un hueco dentro del sector.

4.- Arquitectura de marca

Este punto no es más que darle una imagen a la marca, es decir, crear el logotipo. Tanto el tipo de letra como los colores que se utilicen representaran tu marca y serán directamente asociados con ella, por eso es importante tomarte tu tiempo para crear un buen logotipo, que te identifique como es debido y que sea agradable para los consumidores.

Una vez tengamos la marca creada solo tendremos que publicitarla y mimarla, asociándola con nosotros y los valores que queramos representar, siempre que podamos.

Algunas de las cosas a tener en cuenta son:

1.- Utiliza la marca y el logotipo siempre en el encabezado de documentos, ya que esta demostrado que el encabezado se lee muchas más veces que el resto del documento, de esa manera te aseguraras de estas siempre presente.

2.- Incluye tu marca y logotipo en todo lo que puedas, paquetes, documentos, perfiles de redes sociales, etc… Cuanto más la utilices más a la vista estará y por lo tanto más visibilidad tendrás de cara a los usuarios.

3.- Evita frases descriptivas generalizadas, ya que limitan tu habilidad de promoción. Es preferible que utilices sinónimos descriptivos de tus productos que se identifiquen con lo que haces y que a la vez te distingan de la competencia.

4.- Promociona tu marca como una solución a los problemas que puedes resolver tus productos, De esa manera incentivas a los consumidores a comprar soluciones a sus problemas y no productos simplemente. Enfatiza los beneficios que pueden aportarles.

5.- Una marca no se crea en un día, se paciente y permanece fiel a tu nombre y diseño, verás como que poco a poco empiezas a hacerte conocido y los usuarios empezarán a asociarte con lo que buscas. Hacerse un hueco en el mercado no es fácil y necesita tiempo y mimo, no lo olvides.

Como hemos visto el branding no es más que otra técnica para dar más presencia a nuestros productos mediante la marca. En un mundo como el de hoy en día, donde las redes sociales pueden ensalzar o hundir la reputación de cualquier productor en solo unos cuantos clics, labrarse una buena reputación y tener una buena imagen puede ser la mejor manera, y seguramente la más sencilla, de luchar contra esa mala publicidad.

Desde Kiory queremos animaros a realizar vuestro propio branding y nos contéis que tal os a ido en los comentarios :)

¡Comparte este post en tus redes sociales!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

shares