Kiory Stores

Cómo superar barreras de venta online para principiantes

INICIO / Tienda online Cómo superar barreras de venta online para principiantes

Hoy en día, son muchos los que se proponen emprender montando una tienda online sobre cualquier cosa. Las herramientas que se nos proporcionan desde internet, las ganas, el tiempo y lo relativamente poco que cuesta a nivel monetario, motiva a más de uno a empezar esa aventura, pero; no todo es tan bonito como parece.

Hacer funcionar una tienda online, a veces es misión imposible, darse a conocer, atraer clientes y conseguir que todo funcione correctamente, no es algo que se pueda conseguir de la noche a la mañana, sino que necesita un gran trabajo y mimo detrás y que aguante las circunstancias.

Para todos aquellos que estéis pensando en emprender, pero que todavía no tengáis demasiado claro lo que os vais a encontrar, hoy vengo a hablaros de las principales “barreras” que os encontraréis cuando queráis empezar a vender. ¡Vamos allá¡

No tener una tienda física

El tener una tienda física previamente, nos asegura que los productos que vamos a vender funcionan. A lo largo de los años, habremos adquirido ya un cierto rodaje a la hora de asesorar a nuestros clientes y venderles nuestros productos, eso hace, que nos sea mucho más fácil expresarnos de cara a las dudas que puedan surgir en nuestros clientes online.

Por otra parte, el tener una tienda física, implica que ya tenemos una cierta base de clientes fieles, eso facilitará en gran medida el arranque de una tienda online.

Si no tenemos una tienda online, tendremos que ser pacientes, los negocios suelen construirse sobre una sólida base de fieles clientes y el conseguirla, lleva tiempo. No la conseguirás de la noche a la mañana, se paciente y poco a poco verás como tus ventas incrementan y como tus clientes mas satisfechos irán repitiendo contigo.

No tener audiencia online

Montar una tienda online no es solo ponerla en marcha y esperar que nos lleguen las compras. Tenemos que darnos a conocer, ya sea mediante las redes sociales o creando un blog que sea de utilidad para la segmentación de mercado a la que nos dirigimos o ambas.

No podemos pretender que usuarios que no saben de nuestra existencia lleguen por casualidad a nuestra página, y más cuando acabamos de empezar y el SEO aun no a empezado a hacer su magia.

Tenemos que salir a buscarlos e interactuar con ellos, de forma positiva, todo lo posible. Darnos a conocer y explicarles lo que hacemos.

No tener experiencia en el comercio al por menor ni con tiendas online

Una tienda online suele ser un comercio pequeño, cuya infraestructura para gestionar el stock suele encontrarse en una habitación de casa. Tener esto muy claro y saber lo que significa, puede ser el punto de inflexión que haga que nuestra tienda triunfe o se hunda por completo.

El caso es, que con tan poco espacio para la logística a nuestra disposición tenemos que ser conscientes de que no podremos hacer grandes pedidos de stock, sino que deberemos hacerlo de manera habitual y en pequeñas cantidades, a medida que vayamos vendiendo el que ya tenemos.

Este tipo de gestión implica que tendremos que estar siempre pendiente de lo que tenemos, lo que nos sobra, lo que nos falta e ir haciendo los pedidos en consecuencia.

No es raro ver, como pequeños comercios, tanto online como tradicionales, se van a pique por no saber gestionar correctamente el abastecimiento de stock dentro de sus posibilidades y necesidades.

La tienda online esta mal montada

Una tienda online mal montada es aquella cuyo proceso de compra es algo lioso y bastante complicado para los usuarios. Las fichas de producto no dan la información necesaria y nada saben los clientes del método de pago y de envío hasta que llega el momento de pagar y poner la dirección.

Todos esos puntos son cosas que tenemos que evitar si queremos que nuestra tienda funcione correctamente. Encontrar un buen servidor que no caiga y que funcione correctamente es otro de los puntos importantes a tener en cuenta.

Además, hay que tener el cuenta “los gustos de Google”, hacer las cosas tal y como le gustan al gran gigante de internet nos ayudará a indexar con mayor facilidad la tienda, haciendo que sea más fácil que clientes potenciales la encuentren.

No tener visitas

Este punto enlaza un poco con el de no tener audiencia online, no puedes esperar que de la nada, aparezcan compradores día si y día también, sobretodo si acabas de empezar.

Si tienes una base de clientes conocida, lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con ellos y anunciarles que acabas de abrir una tienda online, sino deberás darte a conocer.

Hay miles de estrategias de marketing que puedes usar, escoge la que más te guste y ponla en práctica. Se activo en las redes sociales e interactuá con tus posibles compradores todo lo que puedas.

Si puedes permitírtelo, algo de publicidad no estaría de más, utiliza alguna de las herramientas que Google pone a tu alcance en ese aspecto.

Tener visitas pero nadie compra

Conseguir compradores online no es una tarea fácil. Los usuarios de por si suelen ser desconfiados cuando ven una tienda online nueva. Algo que puedes hacer es añadir una sección de comentarios y opiniones, que los usuarios puedan hablar de su experiencia contigo entre ellos. De esa manera, irás generando algo de confianza en los desconocidos.

También puedes intentar atraer compras con promociones y vales descuentos. Una vez vean que tus productos y tus servicios son buenos, la confianza nacerá pos si sola y los compradores, volverán.

No consigo fidelizar clientes

El no conseguir fidelizar clientes puede que sea culpa de una atención al cliente deficiente. Recuerda que la atención al cliente se extiende incluso después de haber finalizado la compra, debes atender las demandas y quejas de los clientes diligentemente si quieres que vuelvan a confiar en ti.

Es posible que en algunas ocasiones, ese fallo en la fidelización no sea culpa nuestra, sino que la culpa la tenga la empresa de envíos. Asegurate que tus paquetes sean entregados en el tiempo estimado correcto y que la atención de la empresa de mensajería sea la correcta con tus clientes. Su imagen y manera de hacer repercute directamente en la tuya.

Y con eso último hemos terminado, como habéis visto, montar una tienda online es muy sencillo, lo complicado viene después, cuando tenemos que arrancarla de 0. Con mucho trabajo y esfuerzo podemos conseguirlo, pero hay cosas que nunca debemos perder de vista: El darnos a conocer, la confianza y la interacción positiva con nuestros clientes. Si lleváis bien esas tres cosas, estoy segura de que a la larga vuestra tienda empezará a dar sus frutos.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿os costo mucho conseguir clientes para vuestra tienda online? Dejadme vuestras respuestas en los comentarios. ^^

¡Comparte este post en tus redes sociales!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

shares