Kiory Stores

Conoce el SEO negativo y aprende cómo defenderte

INICIO / SEO / Tienda online Conoce el SEO negativo y aprende cómo defenderte

Esta semana vamos a hablar de un viejo conocido; estoy segura que no hay nadie que vaya leyendo este blog que no sepa aun lo que es el SEO, tenemos un montón de post sobre ello en los que podéis aprender muchas de cosas. Os dejo el link al pequeño “resumen” sobre el tema en el que encontraréis enlaces a muchos otros posts, una actualización del tema de este mismo 2018 y otro sobre malas practicas que tenéis que evitar.

Hoy, hablaremos sobre el hermano feo del SEO, el SEO negativo, qué es, cómo lo hacen y qué consecuencias tiene son algunos de los temas que tocaremos a continuación, algo que tenéis que tener muy en cuenta si queréis aprender a defenderos de ello.¿Os interesa? Pues… ¡Empecemos!

Qué es el SEO negativo

El SEO negativo consiste en una serie de prácticas poco éticas, y en ocasiones al borde de la legalidad, que tienen como finalidad dañar la reputación online de una web y su posicionamiento, llegando incluso a provocar penalizaciones por parte de Google.

Este tipo de prácticas suelen usarse para atacar a la competencia, consiguiendo que sus páginas sean castigadas y bajen en el ranking de indexación de los buscadores y tengan mala reputación entre el público objetivo.

Algunas de las prácticas más habituales con las que nos podemos encontrar son el spam, los backlinks de mala calidad, la copia exacta de nuestro contenido en otras páginas y un feedback negativo sobre nuestra página.

Cómo puede perjudicarnos en SEO negativo

Como ya hemos dicho, el SEO negativo puede perjudicarnos gravemente, básicamente hay dos maneras en que pueden hacerlo:

  • Penalización en el algoritmo de Google: Ya hablamos en su día sobre el Penguin 4.0, el “nuevo” algoritmo de Google que revisaba por si mismo las estrategias de SEO de todas las páginas y actuaba en consecuencia por si solo. Si estamos sufriendo un ataque de SEO negativo, con la funcionalidad de este algoritmo sufriremos la penalización sin darnos ni cuenta. Nuestra página bajara en el ranking de búsquedas y no recibiremos ningún tipo de notificación que nos lo informe.

    Algunas de las señales que pueden darnos una pista sobre este suceso, son los descensos de visitas significativos que Google Analytics puede ofrecernos. Una vez nos hayamos dado cuenta, deberemos investigar por nosotros mismos donde esta el problema e intentar solucionarlo. Una vez el algoritmo se actualice, sabremos si lo que hemos hecho ha solucionado el problema.

    El principal inconveniente de esta penalización, es que no existe forma alguna de pedir una revisión de la actuación del algoritmo a los responsables del buscador, con lo que solucionarla se convierte una tarea bastante complicada.

  • Penalización manual por parte de Google: Las penalizaciones manuales son las más fáciles de solucionar, ya que si estas dado de alta en Google search console, recibirás una notificación que te explicará las razones de tu penalización.

    Conociendo el por qué y teniendo todos los datos del caso, solucionarlo será muy sencillo y podréis defenderos con toda facilidad.

La actitud de Google ante prácticas de SEO negativo

Ante todo, la actitud de Google es la de intentar ofrecer a sus usuarios los mejores resultados de búsqueda posibles. Esto supone que tienen que tener en cuenta un gran número de variables y que a veces hay cosas en las que no pueden poner atención, ya que si intentan solucionar un problema es posible que se cree otro adyacente al primero.

Es por esta razón que Google ofrece un comunicado a los webmasters, en el que les informa de que son ellos quienes tienen que cuidar su SEO e intentar defenderse de todas aquellas prácticas destinadas a perjudicarlo. Google no va a hacer nada por poner fin a estas prácticas, todo lo que puede ofrecernos es la frecuencia actualización de su algoritmo, haciendo mucho más sencillo el reflejo de los cambios que realicemos en nuestra web.

Como hemos visto, el SEO negativo existe, al contrario de lo que se decía hace unos años. La realidad, es que es posible perjudicar el posicionamiento de la competencia, mediante prácticas poco éticas y que la penalización que sufriríamos sería prácticamente inexistente. Por otra parte, la defensa de este tipo de acciones depende totalmente de nosotros, no existe ningún organismo oficial ni entidad, que nos pudiera ayudar.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿has sufrido o practicado alguna vez prácticas de SEO negativo? Dejadnos vuestras respuestas en los comentarios. ^^

¡Comparte este post en tus redes sociales!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

shares