Kiory Stores

Formas de pago disponibles para una tienda online

INICIO / Tienda online Formas de pago disponibles para una tienda online

Aun a día de hoy, una de las mayores barreras que se encuentran en la compra por internet algunas generaciones es la seguridad en los pagos. Esa inseguridad de si el dinero va o no al lugar que corresponde todavía es muy habitual.

Muchas veces, la decisión final sobre si se realiza la compra o no, depende de que ofrezcamos la forma de pago adecuada según las preferencias del cliente. Es por eso que hoy daremos un pequeño repaso a las formas de pago más habituales y la semana que viene hablaremos de cuales son las que ofrecen más seguridad. ¡Vamos a ello!

Formas de pago online

Existen muchas formas de pago online, desde el típico contra reembolso de toda la vida, utilizado ya en la venta por correo, hasta las innovadoras monedas virtuales. Todas ellas son igual de aptas y válidas para realizar compras en internet, pero es cierto, que cada cual tiene sus ventajas e inconvenientes. Conozcamos uno a uno los métodos que me han parecido más habituales e interesantes:

  • Tarjeta: Todos sabemos lo que es una tarjeta de crédito (o débito) y como usarla. En internet, las tiendas online deben habilitar lo que se conoce como TPV virtual o pasarela de pago, para poder ofrecer a sus clientes esta posibilidad.

    El funcionamiento es muy sencillo, una vez el cliente realiza la compra y elige este método de pago, la pasarela de pago le pedirá los datos de su tarjeta. Una vez los tenga esta los mandará a la entidad bancaria correspondiente para que apruebe o no el cobro. Una vez comprobado y el banco haya dado su visto bueno la compra se finalizará correctamente.

    Desde el punto de vista del vendedor, con este sistema recibiremos el dinero por adelantado de manera inmediata, asegurándonos que el pedido llega a buen puerto, el único inconveniente es que el banco nos cobrará una comisión.

  • Transferencia bancaria: Este método es uno de los preferidos por los clientes desconfiados, consiste en que la tienda facilite el número de una cuenta bancaria en la que realizar los pagos de los pedidos. Una vez se haya confirmado la recepción del pago empezará a prepararse el paquete.

    Es un método ventajoso para los comercios en el sentido de que recibirán el dinero por adelantado y no deberán soportar comisiones por parte del banco, pero no es perfecto. Las comisiones que se ahorren tendrán que pagarlas los clientes seguramente, lo cuál encarecerá el precio final, además, al no ser un pago automatizado, retrasará la gestión del pedido y dificultará el control del stock.

  • Contra reembolso: Es, tal vez, el método más conocido, ya que en la casi desaparecida “compra por correo” era el método más utilizado. El cobro se realiza al entregar el paquete, cosa que da confianza plena a los clientes desconfiados, ya que pueden comprobar el estado de la mercancía antes de abonar el dinero.

    Este método de pago esta cada vez más en desuso, ya que si la entrega no llega a realizarse, el vendedor no solo pierde la venta, sino que además habría asumido unos gastos de envío de forma inútil.

    Actualmente, la única ventaja que puede ofrecernos es la de intentar generar confianza en los clientes en el caso de una tienda nueva, a no ser que nuestro target sea de edad avanzada, en cuyo caso sea, probablemente, el método de pago más demandado.

  • PayPal: Una plataforma de pagos que media entre compradores y vendedores, esto significa que los vendedores no tienen acceso a los datos del cliente, sino que es PayPal quién los tiene. El vendedor simplemente recibe un email con la confirmación del abono realizado por el comprador.

    Es uno de los métodos más utilizados hoy en día, que recupera en gran parte las compras perdidas por los pagos con tarjeta.

    Es rápido y flexible, ya que permite hacer el ingreso tanto por transferencia como por tarjeta e incluso utilizarlo como si de una pasarela de pago se tratara. Su único inconveniente son las comisiones, tanto para el vendedor, en función de sus ventas, como para el comprador, en caso de que haya un cambio de divisa.

  • Banco online: A día de hoy, en España, solo existe un banco que sea 100% virtual, se trata de ImaginBank de La Caixa. Todos sus servicios y operaciones se centralizan y controlan desde una plataforma móvil, de esa manera se evita que el usuario tenga que desplazarse a una oficina si necesita hacer cualquier cosa.

    Este tipo de servicios ofrecen numerosas ventajas como facilidad en los pagos desde teléfonos móviles, cuentas gratuitas y sin condiciones, seguridad en los pagos, control del dinero en todo momento y la posibilidad realizar pagos en cualquier lugar. La única desventaja que podemos encontrar es la necesidad obligatoria de tener un smartphone.

  • Teléfono móvil: La tecnología avanza y con ella nuestras posibilidades. En los últimos años han proliferado bastante las transferencias monetarias y pagos vía smartphone. Ya sea entre usuarios o mediante una entidad bancaria, los teléfonos móviles nos permiten realizar este tipo de transacciones.

    Las más comunes suelen utilizar la tecnología NFC para hacer que mediante la app de nuestro banco, nuestro teléfono se convierta en una tarjeta de crédito (o débito).

    El mayor inconveniente que podemos encontrar, es la necesidad de tener un smartphone, en contra partida, nos evitaremos el problema de llevar efectivo siempre encima, tener cambio y los desplazamientos inútiles o expresos para realizar pagos. Nos ofrece también una gran seguridad y control sobre los gastos.

  • Moneda virtual: Las bitcoin o monedas virtuales, es el más innovador de los métodos. No hay intermediarios, sino que se trata de una moneda que solo se puede usar online, tanto para hacer pagos como para mandar dinero a alguien. Funciona igual que un cambio de divisa.

    Para poder conseguir bitcoins habrá que encontrar a alguien dispuesto a vendernos los suyos.

    Este revolucionario método de pago nos ofrece seguridad y facilidades ante el cambio de divisas, no se puede falsificar y nos ayuda a proteger nuestra identidad.

    Sus mayores contras es que en la actualidad el volumen de bitcoins en el mercado es bastante escaso y que las transacciones realizadas con ellas son irreversibles.

Evidentemente existen muchos otros métodos de pago pero, en mi opinión, estos son los más relevantes. Seguramente, un equilibrio entre todos ellos sea la oferta perfecta para abarcar a todo tipo de clientes.

La semana que viene seguiremos hablando sobre el tema, sobre cuales de estos métodos de pago son los más seguros y los más recomendables.

Por el momento desde Kiory nos gustaría saber cuál de todos ellos es vuestro preferido, dejádmelo en los comentarios. ^^

¡Comparte este post en tus redes sociales!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

shares