Kiory Stores

Guía de malas prácticas: Ecommerce

INICIO / Tienda online Guía de malas prácticas: Ecommerce

Esta semana os traigo la ultima entrega de nuestra pequeña guía de malas practicas. Después de hablaros sobre lo que no hacer en cuestión de SEO, SEM, email marketing, blogs, redes sociales y analíticas, llega el momento de pasar a un tema algo mas general.

Hoy hablaremos sobre los errores mas habituales, que se cometen al abrir una tienda online y es que, el ecommerce no es tan sencillo como lo pintan en muchos sitios y tiene sus “cosillas” a tener en cuenta, “cosillas” que pueden marcar una gran diferencia entre el funcionar y el arruinarse. ¿Empezamos?

11 Cosas que no hacer en el ecommerce

1.- No estudiar el mercado y la competencia: Antes de embarcarnos en cualquier negocio, es importante realizar un pequeño estudio de mercado. Ver si realmente existe una necesidad no cubierta, que competencia tenemos, los clientes potenciales que existen, etc… Este tipo de estudios, son muy importantes para determinar la viabilidad del proyecto, no podemos abrir una tienda de cualquier cosa sin pensar, porque es posible que nos encontremos con un mercado saturado al que será muy difícil acceder.

2.- No tener una estrategia de captación de clientes: La estrategia de captación de clientes, es una de las primeras cosas que tenemos que preparar y tenerla lista, incluso, antes de abrir. Sin ella, corremos el peligro de pasar desapercibidos y no conseguir clientes que se interesen por nosotros y nuestros productos, y sin clientes, no hacemos nada.

3.- No conocer a nuestros clientes y el mercado: Conocer el mercado en el que vamos a desarrollar nuestra actividad, es básico para poder desenvolvernos correctamente y saber como proceder en cada momento y época del año. Como enfocar las promociones o cuando hacer las ofertas, son puntos importantes si queremos conseguir el éxito.

Ademas del mercado, conocer las preferencias y gustos de nuestros clientes, también puede darnos muchas pistas sobre como y cuando hacerlo, para conseguir el máximo beneficio.

4.- No tener objetivos: Aunque no lo parezca, tener objetivos es uno de los puntos mas importantes en el desarrollo de una tienda online. Tener claro hacia donde vamos y lo que queremos conseguir, puede ayudarnos en gran medida a llegar a donde queremos rápidamente, sin desviarnos demasiado del camino.

5.- No tener la confianza de los usuarios: En una tienda online, el trato con el cliente es siempre virtual, el no vernos la cara y el no saber quien hay detrás del negocio, puede llegar a generar cierto recelo por parte de algunos compradores. Ganarse la confianza de los usuarios, es uno de los puntos básicos, contestar siempre amablemente, ya sea en emails o por redes sociales, puede hacer que su percepción sobre nosotros mejore.

El buen servicio y cumplir siempre con lo que digamos, hará que su confianza en nosotros vaya creciendo y nos recomienden, con lo cual, nuestra reputación mejorara. Recuerda, cuida siempre la confianza del cliente, aunque sea virtualmente, siempre tendrá razón.

6.- No tener una buena estrategia de SEO: Si tu negocio es nuevo, es normal que aun no este indexado en las principales paginas de buscadores.

En el ecommerce, son muchos los nuevos clientes que llegan a través de un búsqueda de productos en algún buscador, así que es muy importante que trabajes para situarte en un buen puesto. Crea una buena estrategia de SEO y cuídala, recuerda ir revisándola y actualizándola de vez en cuando.

7.- No tener fotos de los productos: A todos nos gusta ver lo que estamos comprando, el ecommerce limita mucho este aspecto, pero aun así es importante. No tener fotos de nuestros productos (o tener muy pocas) puede hacernos perder una gran cantidad de clientes. Ademas de las descripciones, es importante ofrecer fotos, en buena calidad, de nuestros productos desde diferentes ángulos, de esa manera, nuestros clientes podrán ver si es realmente lo que desean y no se sentirán recelosos a la hora de comprar.

8.- Formularios de registro obligatorios: Obligar a un cliente a registrase para que pueda realizar su compra, no es buena idea. Lo mas probable, es que abandone el carrito sin finalizar la compra y no vuelva a visitarnos por pereza.

Lo mejor que podemos hacer, es permitir la finalización de compras sin necesidad de registro y con el tiempo, si el cliente queda satisfecho y se convierte en un habitual, sugerirle la posibilidad de registrarse a cambio de obtener algo, un descuento, puntos del programa de fidelidad, etc… De esta manera no obligamos al cliente a hacer algo que no quiere, o que le da pereza, y dejamos que lo haga, solo, cuando a el le apetezca realmente.

9.- No usar redes sociales: Las redes sociales son el boca a boca del mundo online, no estar presente en ellas para poder hablar, dar opiniones y en algunos casos, defendernos de falsas acusaciones, puede hacer que perdamos valiosas oportunidades.

Las redes sociales son también un punto de contacto con nuestros clientes y seguidores. Intenta crear una comunidad alrededor de tu tienda y veras como las recomendaciones entre usuarios y el “boca a boca” llegara solo.

10.- Tener un solo método de pago: No todos los clientes son iguales, hoy en día, todavía existe mucha gente que no se fía de pagar con tarjeta en tiendas online, de la misma manera que existen muchos que prácticamente solo pagan con tarjeta de crédito. Tener un solo método de pago nos limita mucho y nos dejara fuera del alcance de muchos compradores.

Cuantos mas métodos y opciones ofrezcas para realizar los pagos, mas preferencias de clientes abarcaras y mas posibilidades tendrás de que se finalicen tus ventas.

11.- Usar anuncios de adsense: Publicar anuncios de adsense en nuestra tienda online, es uno de los mayores errores que podemos cometer, ya que lo que estamos propiciando es que, dado nuestro tráfico y los intereses de nuestros clientes, aparezcan anuncios de la competencia, algo que seguramente nadie querría para su tienda online.

 

Como hemos visto, existen errores muy comunes en el mundo del ecommerce, que fácilmente podrían pasar desapercibidos por despistes o falta de conocimiento del medio. Realmente, abrir una tienda online no es algo tan difícil, lo complicado es llevarla correctamente y no caer en ningún error de forma, ya sea por descuido o por dejadez.

Espero que esta pequeña guía de malas practicas os haya sido de utilidad y que hayáis aprendido cosas en todos y cada uno de sus capítulos. La semana que viene, retomaremos el ritmo habitual del blog.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿cual es el capitulo de la guía de malas practicas que mas os ha gustado? Dejadnos vuestra respuestas en los comentarios.


¡Comparte este post en tus redes sociales!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

shares