Kiory Stores

Guía de malas prácticas: SEM

INICIO / Marketing / Tienda online Guía de malas prácticas: SEM

Segundo post de nuestra pequeña guía de malas prácticas en el marketing online. Si te perdiste el post de la semana pasada sobre malas prácticas en SEO, te recomiendo que pases a echarle un vistazo, seguro que te parece interesante.

Esta semana, el tema central será el SEM. No voy a pararme a explicaros en que consiste el SEM, si vais algo perdidos en el tema, podéis pasaros por nuestro post dedicado al tema pinchando aquí. Es un post algo viejo, que seguramente algún día actualizaré, pero para tener una idea general de lo que es SEM, es más que suficiente.

Una vez todos puestos al día, ¿que os parece si empezamos?

12 Cosas que no debes hacer para tener un buen SEM

1.- Si inviertes, hazlo bien: Si vas a invertir una cantidad de dinero significativa, pero no te aclaras demasiado con Google Adwords, es recomendable que contrates a un profesional que te ayude. Si te arriesgas a hacerlo por ti mismo, es posible que acabes desperdiciando la inversión y no consigas el rendimiento esperado, todo por una mala utilización de la herramienta.

2.- No controlar el gasto diario: Es importante que fijes un presupuesto diario realista. Si no lo haces, es posible que te gastes toda la inversión el un mes, o por el contrario, que ester perdiendo oportunidades, por una mala gestión.

3.- Hacer campañas por producto: Las campañas por producto concreto, gastan nuestra inversión de manera rápida y con una eficiencia bastante dudosa. Lo mejor que puedes hacer, es utilizar los grupos de anuncios, de esta manera, estarás promocionando todos tus productos controlando la eficiencia de la inversión.

4.- No geolocalizar tus campañas: El rango de actuación de nuestra empresa suele ser limitado, es por eso que debemos localizar nuestras campañas en función de nuestro rango de acción. Si tenemos una empresa que solo hace envíos a España ¿qué sentido tiene pagar por anuncios a usuarios de latinoamérica? Ninguno. Geolocaliza tus campañas y maximizaras los rendimientos de tu inversión.

5.- No estructurar bien las campañas: Es importante saber usar la herramienta correctamente y aprovechar las utilidades y posibilidades que ofrece. Google Adwords, nos permite estructurar nuestras campañas en anuncios, grupos de anuncios, etc… asegurate de usarlos y de hacerlo correctamente.

6.- No limitar la frecuencia de campañas: Si tus anuncios aparecen una y otra vez a los usuarios, los aburrirás y acabarán por coger manía a tu tienda, asegurate de evitar eso limitando la frecuencia de aparición de tus anuncios.

Pon especial atención en las campañas de remarketing, esta bien recordar a los usuarios lo que les interesa, pero no hay que agobiarles con ello.

7.- Revisa las palabras clave: En SEM, las palabras clave son muy importantes, revisar la calidad de nuestras palabras puede ahorrarnos mucho dinero y proporcionarnos más efectividad en nuestras campañas. Es posible, que estemos pagando poco y nuestros anuncios no lleguen a mostrarse, con lo cual haría nuestra inversión inútil, o puede que paguemos mucho, por palabras por las que nuestros competidores a penas pujan, gastando un dinero innecesario. Para evitar todo esto, revisa tus palabras clave con frecuencia.

8.- Dejar las palabras en amplia concordancia: Puede parece, que dar una amplia concordancia a nuestras palabras clave es bueno, pero en realidad no lo es. Es cierto, que la amplia concordancia puede facilitar la aparición de nuestros anuncios, pero también es cierto, que Google nos cobrará por esos anuncios y puede que su efectividad sea más bien limitada.

Si quieres maximizar tu inversión, lo mejor es que controles la concordancia y no abuses demasiado de ella.

9.- No añadir palabras “negativas”: Las búsquedas en internet pueden hacerse de millones de formas distintas, es cierto, que el uso de las palabras puede ser muy aleatorio y que un buen SEM tiene que intentar abarcar todas aquellas que hagan referencia a nuestro negocio. Este punto de vista, sería la manera “positiva” de ver las cosas, pero todo “positivo” tiene un “negativo”, excluir algunas palabras que no tienen nada que ver con nuestro negocio puede ser bueno, ya que así nos ahorraremos que, por una retorcida lógica de Google, nuestros anuncios se muestren a usuarios que no tienen ningún interés en nuestro negocio.

10.- No usar la página principal como destino: Procura que tus anuncios lleven a los usuarios a productos determinados, de esa manera, les ahorraras el tener que navegar por la web y buscarlos. Cuanto más fáciles y sencillas les pongas las cosas, más probabilidades habrá de que acaben comprando.

La página principal de tu negocio es algo demasiado general, intenta mostrar algo más concreto.

11.- No hacer un seguimiento de los resultados: No controlar rendimiento de las conversiones, hará que no tengamos ni idea de como va la campaña y no podremos mejorarla e intentar maximizar el rendimiento obtenido.

12.- No tener un diseño responsive: Con la llegada de los smartphones y las tablets, es cada vez más frecuente que los usuarios accedan a internet desde ese tipo de dispositivos que desde un ordenador. No tener un diseño responsive que adapte nuestra web a este tipo de dispositivos, puede hacer que todos nuestros esfuerzos en SEM sean nulos.

Como hemos visto, una buena campaña de SEM requiere nuestra atención continuada, no podemos crearla y dejarla que funcione por si sola, tenemos que ir mejorándola y modificándola en función de nuestra competencia y de las preferencias de los usuarios.

Si cuidamos nuestra campaña de SEM de manera adecuada, conseguiremos obtener un mayor rendimiento de nuestra inversión, cuyos beneficios nos llegarán en forma de conversiones.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿cometíais algún error de los mencionados en vuestras campañas de SEM? Dejadme vuestras respuestas en los comentarios. ^^

¡Comparte este post en tus redes sociales!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

shares