Kiory Stores

Guía de malas prácticas: Analíticas web

INICIO / Tienda online Guía de malas prácticas: Analíticas web

Una semana más, seguimos con nuestra pequeña guía sobre malas prácticas, en esta ocasión, abordaremos uno de los temas más olvidados en muchas ocasiones y es que, muchos de los novatos que empiezan su andadura por el mundo de las tiendas online, olvidan que es muy importante llevar al día un análisis de los datos que la actividad de nuestra tienda genera. Ese análisis puede sernos de mucha ayuda en muchos aspectos, es por eso que es tan importante intentar hacerlo de la mejor manera posible.

Para ayudaros en esa tarea, hoy os traigo una pequeña guía sobre malas prácticas a evitar, si queremos que nuestra recogida y análisis de datos sea efectivo ¿Empezamos?

9 Cosas que no hacer cuando analizamos datos de nuestra tienda online

1.- No tener ningún software de analíticas instalado: Si vas a empezar tu andadura en el mundillo de las tiendas online, lo primero que debes tener claro es que necesitaras analizar datos. Esos análisis de datos te ayudaran mucho a saber si haces las cosas bien, y a identificar aquellos puntos en los que necesitas mejorar.

Además, en este tipo de proyectos, es recomendable fijarse objetivos, siempre y cuando estos sean realistas, y conocer los datos de tu tienda online, te ayudará a saber hasta donde puedes exigirte y hasta donde es “realista” que llegue esa exigencia.

2.- Usar programas poco adecuados: En el mundo de las analíticas web, existen numerosos programas, pero no todos ellos te proporcionaran los datos que buscas exactamente. Desde Kiory, lo mejor que podemos recomendarte, es que te instales Google Analytics, una herramienta que recoge y ofrece gran cantidad de datos, estamos seguros que cubrirá todas tus necesidades. Otro gran punto a su favor, es que es gratuita y podremos usarla en su totalidad sin coste alguno.

3.- Incluir nuestras propias visitas en las analíticas: Si queremos obtener resultados reales de los análisis, es necesario que eliminemos todos los datos de “tráfico interno” de los análisis. El tráfico interno, nos nuestras propias visitas, aquellas que realizamos al hacer comprobaciones o “puestas apunto” en la web.

Si no eliminamos esas visitas, los datos que obtendremos no serán los correctos y eso puede afectar a nuestras estrategias y cálculos de provisiones.

4.- No configurar los objetivos correctamente: Usemos Google Analytics u otro software, este tipo de programas funcionan mediante objetivos, objetivos que, como he dicho antes, tienen que ser realistas. Configurar unos objetivos por debajo o por encima de nuestras posibilidades, puede desestabilizar completamente nuestra estrategia y recoger datos erróneos que no nos serían de utilidad, mientras, dejamos escapar los que verdaderamente nos interesan.

5.- No entender los datos: Saber interpretar los datos que nos ofrece el programa, es fundamental para poder aplicarlos en nuestras estrategias. Intenta aprender que representa cada cosa y fíjate bien en los KPI’s.

Recuerda que tienes que ir controlando la consecución de objetivos de vez en cuando y ajustarlos siempre que sea necesario. A medida que tu tienda online vaya evolucionando, los objetivos a los que podrá optar serán mejores o peores, dependiendo de la competencia que nos aparezca y de nuestros propios resultados.

6.- No activar el módulo para ecommerce: Si usas Google Analytics, asegurate de tener activado el módulo para ecommerce. Hay muchas tiendas online que por olvidar ese pequeño detalle, están perdiendo una gran cantidad de datos e información que les podría resultar muy útil en sus análisis.

El módulo para ecommerce, nos ofrece una gran cantidad de información referente a las ventas de nuestra tienda online, que de otra manera no aparecería reflejada en la recogida de datos.

7.- No segmentar nuestros clientes: No todos los clientes de nuestra tienda son iguales, los habrá de diferentes edades, sexo, ubicación geográfica e incluso, intereses. No tener en cuenta estas distinciones y hacer análisis a lo bruto, nos dará unos resultados reales muy pobres.

Es recomendable que, a parte de las analíticas totales, realices algunas específica según la segmentación y las diferencias de tus clientes, de esa manera, sabrás que cosas mejorar en cada uno de los diferentes perfiles con los que trabajas.

8.- No saber usar los segmentos: A raíz del punto anterior, Google Analytics nos ofrece una herramienta de segmentos que nos ayuda a segmentar nuestras visitas. Si no entiendes demasiado esta herramienta sería recomendable que pidieras ayuda. Entenderla correctamente y saber como funciona puede sernos de gran ayuda en muchos aspectos.

9.- No usar las anotaciones: Google analytics nos ofrece una herramienta de anotaciones, que nos permite vez lo que ocurre en días concretos.

Esta herramienta, puede sernos muy útil para analizar días especiales en los que promocionemos un nuevo producto, realicemos ofertas o hayamos hecho algún tipo de campaña por redes sociales. Al permitirnos analizar un día en concreto, nos ofrece una visión mucho más concreta del impacto de nuestras acciones. De esa manera, conoceremos las estrategias que mejor nos funcionan y cuáles son las que sería mejor no volver a repetir.

Como hemos visto, un buen entendimiento de las analíticas puede ayudarnos en gran medida a mejorar y a centrar nuestros esfuerzos en lo que verdaderamente puede ayudarnos a mejorar.

Tanto la recogida de datos, como el entendimiento de los mismos, son dos puntos importantes a tener en cuenta si queremos obtener unos resultados fehacientes que nos ayuden en nuestra andadura online.

Desde Kiory nos gustaría saber ¿qué programa de analíticas soléis usar? Dejadnos vuestras respuestas en los comentarios. ^^

¡Comparte este post en tus redes sociales!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

shares