Kiory Stores

Marketing de guerrilla

INICIO / Marketing / Marketing online Marketing de guerrilla

Hoy abordamos el último capítulo de este pequeño dossier de marketing que llevo presentándoos desde hace ya unas cuantas semanas. Aunque después de este post daré por finalizados los post sobre los diferentes tipos de marketing, no significa que nunca más vaya a abordar el tema, pero si que lo dejaré de lado durante una temporada.

A lo que vamos… hoy hablaremos de un tipo de marketing que se a puesto muy de moda durante los últimos años y que se basa en llamar la atención y en sorprender, cuanto más mejor; estoy hablando, del marketing de guerrilla.

Qué es el marketing de guerrilla

En la actualidad, es cada vez más difícil llamar la atención del consumidor. Vivimos en un mundo que esta totalmente saturado por la publicidad, miremos a donde miremos, veremos algún anuncio que intenta captar nuestra atención y contarnos las maravillas de aquello que anuncian.

Esta situación hace cada vez más difícil captar la atención del consumidor sin utilizar métodos que sean altamente invasivos, es aquí donde entra el marketing de guerrilla.

El marketing de guerrilla no es más que una estrategia publicitaria que busca una gran difusión con una mínima inversión y que utiliza medios poco convencionales para ello. En otras palabras, busca acciones que se salgan de lo normal en publicidad, para llamar la atención del consumidor y sorprenderle con acciones que no se considerarían publicidad en situaciones normales.

Una buena estrategia de marketing de guerrilla es aquella que nunca antes se a llevado a cabo, que sorprende a todos los que la ven y que incita al consumidor a que la comparta y hable de ella. De esta manera se consigue ese “boca a boca” que hace que la publicidad se expanda de forma “gratuita”.

Qué busca el marketing de guerrilla

Al principio, el marketing de guerrilla nació como una estrategia que buscaba la diferenciación de la marca respecto a la competencia. Para ello solía buscar espacios comunes entre varios perfiles de consumidor afines a los productos de la marca que querían promocionar, y en ellos se llevaban a cabo acciones que llamaran la atención. Rotular los autobuses urbanos, pintar pasos de zebra de una manera específica o decorar un banco público de una manera determinada, eran algunas de las acciones más comunes, la intención era siempre la mima: A cuanta más gente lleguen y sorprendan esos mensajes, más capacidad de difusión tendrá tu mensaje. Y Cuanta más capacidad de difusión tenga el mensaje, mayor número de probables clientes finales podremos conseguir.

La mejor manera de saber si estamos haciendo o no una buena campaña de marketing de guerrilla es ver si esta es recordada por la gente. Cuanto más impacto tenga, más huella dejará y durante más tiempo será recordada y efectiva, de alguna manera.

Cómo hacer marketing de guerrilla

Hace unos años, el método que se solía utilizar para llevar a cabo el marketing de guerrilla eran los grafitis en lugares muy concretos de la ciudad, ahora la cosa a cambiado y se utiliza cualquier medio que pueda generar el impacto suficiente en los consumidores, ya sea un medio digital o analógico.

En el marketing de guerrilla solo importan dos cosas; la creatividad y el medio. Cuanto más creativa sea la idea y más “raro” el sitio donde realicemos la campaña, más llamara la atención de los usuarios, que es justo lo que buscamos.

Toda buena campaña tiene que incluir los tres puntos siguientes:

  • Tiene que aprovechar situaciones cotidianas y transformarlas en experiencias inolvidables para aquel que las vea. Hay que ser creativos e innovar, encontrar la manera de hacer las mismas cosas de siempre de una manera muy diferente, cuanto más diferente, mejor.
  • Buscar medios de difusión poco convencionales. Hoy en día se utilizan mucho las redes sociales como medios alternativos y poco convencionales de difusión.
  • Hay que sorprender al usuario, gustarle, sorprenderle y conectar con él. De esa manera compartirá nuestra campaña, garantizándonos así una mayor difusión.

Mientras nuestra campaña no pierda de vista esos tres puntos, lograremos crear una buena estrategia.

Tipos de marketing de guerrilla

El marketing de guerrilla no es solo conocido con ese nombre, sino que al ser estrategias que consisten en conseguir un gran impacto y alcance con poco presupuesto, muchas técnicas que se podrían considerar marketing de guerrilla han recibido otros nombres como: marketing radical, marketing viral o extreme marketing, pero todas ellas se podrían englobar en una misma categoría.

A pesar de que la innovación es uno de los puntos importantes en este tipo de estrategias, si que con el paso de los años se han establecido una especie de tipologías por ser las opciones o medios más recurrentes; veamos algunos:

  • Ambient media: Es posiblemente el más utilizado. Se basa en usar elementos de la vida cotidiana y darles un toque o algo que llame la atención, con un mensaje muy concreto que logre generar un gran impacto en quién lo ve.
  • Buzz marketing: Intenta generar mensajes que los usuarios quieran compartir con sus conocidos, es el conocido “boca a oreja” o “word of mouth marketing” (WOM).
  • Publicidad encubierta: Es el truco mas viejo del mundo, publicitar algo sin que se note demasiado. Hasta ahora, este tipo de publicidad no se usaba demasiado, pero con la llegada del mundo virtual esta adquiriendo cada vez más relevancia. Consiste en hablar de un producto o una marca de manera sutil mientras a la vez ofrecemos otro tipo de contenido que no tiene nada que ver con lo que intentamos anunciar. Es un método muy utilizado por los youtubers en sus videos patrocinados.
  • Videos virales: Todas las marcas ansían crear uno. Consiste en crear un video que llame tanto la atención y tenga tanto éxito que tenga millones y millones de reproducciones al día. De esa manera se consigue un gran impacto y un gran alcance, ya que todo el mundo oirá hablar del video y querrá verlo en algún momento.
  • Flash mobs: Suelen realizarse en espacios públicos. Consiste en realizar una acción conjunta entre un grupo de personas que genera gran repercusión. Hace unos años se hicieron muy populares, llegando a inundar las redes sociales con acciones que no tenían una finalidad publicitaria concreta, sino que la gente solía hacerlos simplemente por la satisfacción de participar en un flash mob.
  • Lip Dub: Es una variante de los flash mob. Básicamente son lo mismo solo que centran la acción en una canción determinada y una coreografía.
  • Ambush marketing: Consiste en realizar una acción en algún evento en el que no participe la marca pero que si corresponda a su sector.

El marketing de guerrilla puede ser una herramienta muy útil utilizado correctamente. Su bajo presupuesto y su gran alcance hacen de esta estrategia una de las más eficientes que podemos encontrar. La gran dificultad que comporta es dar con la idea y el medio adecuados, pero si lo consigues los beneficios te sorprenderán.

Desde Kiory queremos animaros a que echéis mano de vuestra creatividad e intentéis crear una buena estrategia de marketing de guerrilla, contadnos que tal os a ido en los comentarios. ^^

¡Comparte este post en tus redes sociales!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

shares